jueves, 29 de mayo de 2014

¿De verdad?

En teoría tendría que seguir explicando el viaje a los Balcanes, pero soy así de inestable y voy a hablaros de otra cosa.

Esta vez toca un escultor. ¡Tema nuevo en el blog!

Siempre que he oído hablar de escultura me venía a la cabeza lo típico: David de Miguel Ángel, La Piedad... Pues resulta que hay escultores contemporáneos absolutamente impresionantes. Y si no, mirad esto. Se llama "Hiperrealismo de alto impacto". Y el artista, RON MUECK.









¿Qué me decís? Increíble, ¿no?

jueves, 15 de mayo de 2014

Carreteras que dividen ciudades (Viaje a Los Balcanes - Parte II)

En el grupo de 10 alumnos que íbamos a empezar la aventura nos encontrábamos seis catalanas, una navarra, un canario y dos madrileños. Edades comprendidas desde los 20 hasta más de 50, si no me equivoco. Mucha variedad, como podéis ver...


¿Dónde nos alojábamos? Pues en casas de gente de allí, que ya conocen a los organizadores de otros años y tienen habitaciones en las que se pueden colocar bastantes sacos de dormir. La primera mañana en Bosnia me tuve que duchar con agua congelada, a pocos grados de temperatura, al lado de una araña gorda y peluda, como os comentaba en la entrada anterior (vale, bueno, igual exagero un poco). Además, teníamos que distribuir bien el tiempo por la mañana porque como máximo teníamos dos duchas para los 10 alumnos. Todo eso daba igual, ¡ya estábamos allí!


La visita a Mostar, la segunda ciudad más importante del país, fue realmente interesante. La ciudad está dividida por una carretera: a un lado se encuentra la parte musulmana y al otro lado la parte católica. Es curioso porque según nos explicaba uno de los profesores, a veces sí cruzan de un lado a otro, incluso hay grupos de amigos con gente de ambos lados, pero si le preguntas a alguno de ellos si se casaría con alguien del otro bando responden algo así como "su família mató a parte de la mía" (o cosas del estilo). No os contaré qué teníamos que hacer en los ejercicios fotográficos, ya que espero que alguno de vosotros quiera descubrirlo algún día por sí mismo y no me gusta fastidiar las sorpresas.

El famoso puente de Mostar, en la parte musulmana de la ciudad
Antes de seguir explicando cosas del viaje os resumo un poco el conflicto de los Balcanes, el por qué es un sitio de interés fotográfico y social.
Lo que todos conocéis como la antigua Yugoslavia era un territorio compuesto por 6 repúblicas federadas y 2 provincias autónomas (Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Serbia, Macedonia, Kosovo y Voivodina). A pesar de que ya había habido conflictos en los Balcanes anteriormente, en la década de los 90 la crisis económica empezó de nuevo a crecer y cada república actuó para preservar sus propios intereses, de manera que se inició la fractura política y se generalizaron los nacionalismos extremistas. El problema era que el territorio yugoslavo no era uniforme y homogéneo: en la parte croata vivían serbios y viceversa, por ejemplo. Dicho de otra forma, en todas las zonas habían convivido pacíficamente etnias diferentes durante mucho tiempo. Ahora empezaba a difuminarse esa paz y en poco tiempo estalló la guerra. Hubo genocidios, bombardeos y mucha, mucha destrucción. Actualmente aun quedan muchísimas marcas de la guerra, tanto en las ciudades como en su gente.
 En la siguiente entrada os sigo contando...


miércoles, 14 de mayo de 2014

Viaje a Los Balcanes - Parte I

Intentaré resumir lo máximo posible para no hacerme pesada. Lo prometo.

El día 11 de abril por la mañana me montaba en un mini-autocar con 14 desconocidos (10 alumnos, 3 profesores y el conductor) para pasar 10 días a muchos kilómetros de casa. Encontré esta oportunidad a partir de una amiga de la universidad, que me dijo que había una organización de fotoperiodistas llamada Reporter Academy que viajaba a diferentes partes del mundo para hacer cursos de fotografía. 
Imaginad la de horas que pasamos en el autocar. Estuvimos un día entero viajando, por la noche descansamos en un hostal en Vicenza (Italia) y al día siguiente volvimos a poner rumbo a nuestro destino. Otro día más en carretera, disfrutando, eso sí, de la compañía. Todas esas horas de recorrido fueron imprescindibles para conocernos los unos a los otros antes de llegar. 

Desde los cristales del autocar fuimos viendo diferentes tipos de paisaje a medida que íbamos avanzando. Eso sí, yo me perdí bastante cosa. Duermo MUCHO en los transportes. 


La frontera con Bosnia la cruzamos ya de noche. Los tipos que están en las aduanas tenían cara de pocos amigos y para demostrar su gran labor nos abrieron hasta el maletero. Lo primero que se podía ver a través de los cristales del autocar cuando ya estábamos en Bosnia eran muchos cementerios e iglesias. Todo lleno de símbolos religiosos. 

¿Por qué? En las siguientes entradas os cuento. Y también os contaré cómo acabé haciendo autoestop, cómo acabé duchándome con agua congelada al lado de una amigable araña peluda, etc, etc, etc.

Dovidenja!

jueves, 8 de mayo de 2014

Otra vez aquí la pesada esta

Hola...

Hola..........

¿Hola?

HOOOOOLAAAAAAAAAAAA, ¿HAY ALGUIEN AHÍ?

Vale, no tengo ni puñetera idea de cómo empezar. Hace exactamente tres meses y un día que no escribo aquí. Sigo viva. Me han pasado muchas cosas. BUENAS, la mayoría, ya puedo estar satisfecha. Y no, no vuelvo para explicaros mi vida en verso, pero es que algunas de las cosas que me han pasado merecen ser explicadas. Lo que pasa es que no cabe todo en una entrada, y ahora tampoco me da mucho tiempo. Pero, pero, pero...

Me he ido 10 días a Los Balcanes con 10 personas que no conocía de nada para hacer un curso de fotoperiodismo y ha sido I-N-C-R-E-Í-B-L-E.
He ido a Paríííííís!!!!!!! No había estado nunca. Qué bonito, que precioso, qué de todo.
Me he hecho un tatuaje. Sí. Por fin.
Me he apuntado a bailar salsa. Como lo leéis.

En fin, seguro que me dejo cosas. Pero esto es lo primero que me ha venido a la cabeza.

Vuelvo pronto y lo explico todo mejor.

BESAZOS!!!!