martes, 28 de enero de 2014

Cosas que sólo pasan en las películas

...y que no te van a pasar a ti en la vida real.
No, majo, no vas a encender la tele y justamente estarán dando la noticia que te interesa ver. Primero tendrás que buscar el canal, pasártelo sin querer, volver a él y mientras tanto la noticia que te interesaba se habrá acabado y estarán hablando de gastronomía japonesa. Una pena.

Si decides ponerte a bailar en medio de la calle, tú mismo, pero nadie se añadirá y se sabrá todos los pasos porque sí. 

Ves a París y paga un hotel céntrico, o un apartamento, o lo que sea... pero no esperes que la Torre Eiffel se vea desde tu ventana sí o sí. 

Como ya habrás comprobado, en ningún establecimiento te dan esa bolsa de papel marrón para llevar la fruta y el pan. Menos aun se te caerá por la calle y, mientras la manzana salga rodando, un tío bueno te vendrá a ayudar. Idem si llevas una carpeta o libros por los pasillos del instituto o la universidad. 

Consejo gratuito: si tú y tus amigos alquiláis una casa rural en medio de un bosque, no vayáis a por leña. No investiguéis. No os separéis. No vayáis a bañaros de noche en bolas al lago. No os hagáis los valientes yendo al cementerio que hay al lado. Si alguien te dice que ha oído un ruido, dile que será un jabalí. O los muebles que crujen. O que deje de fumar porros. O que salga él a mirar. 

Olvídate ya del baile de fin de curso. Aquí no existe. 

Para huir de un ladrón, de un asesino o de un monstruo... quítate los tacones, guapa.

En una pelea recuerda que tus contrincantes no van a esperarse uno a uno para que les zurres. Van a ir todos a por ti a la vez, así que HUYE. Y QUÍTATE LOS TACONES.

 No sigas esperando ese beso apasionado bajo la lluvia (o mejor dicho, diluvio) con tu pareja. A la hora de la verdad vais a correr hasta el primer sitio resguardado que pilléis. 

 
No cierres el coche con llave. Ni tu casa. A ver cuánto te duran. 


¿Se os ocurren más?


11 comentarios:

  1. Aquí el coche no te duraría mucho, a veces ni cerrado, no te digo más. Me ha gustado mucho esta entrada, me he reído un montón. Se me ocurre que el tío malo no cambia por una chica inocente e inteligente. Le gustan las tetudas, es asín xd! Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Sí, se me ha ocurrido otra: lleva tus llaves de casa y las del coche por separado, no en el mismo juego de llaves, así cuando te persiga Freddy Krueger o Jason Voorhees entrarás en el coche a la primera.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
  3. Generalmente cuando hay escenas de un profesor dando clase a sus alumnos la misma termina al instante en que suena la campana de receso. Los alumnos se levantan precipitadamente y se van, aunque el profesor hubiera dejado la explicación a la mitad. Pero en la realidad esto no sucede ni de chiste, los profesores de la vida real no te dejan escapar hasta que ellos digan que ha terminado la clase. ¿O no?
    Otra cosa es que en la realidad jamás deberíamos darle la espalda al malo cuando presuntamente está muerto, sería una mala elección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón con la que has dicho!!!!!!!! La del profe! Pf, si la llego a recordar la pongo jajaj
      Besitos

      Eliminar
  4. Jejeje que bueno el post!
    Feliz miércoles!

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja. Me han encantado todas, aunque tengo que reconocer que lo del beso bajo la lluvia sí que lo he vivido. Odio la lluvia pero tiene su punto, la verdad. Jajajaja. Un besote y quítate los tacones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué envidia... a mi casi me pasa pero mi enamorado me dijo "corre, allí podemos refugiarnos". Maldito...

      Eliminar
  6. Jajajaja, me he reído muchísimo. Cuanta razón. El único tópico cinéfilo que me ha ocurrido en la vida real ha sido llegar a la estación justo en el momento en el que está llegando el tren.

    ResponderEliminar
  7. Creo que por eso he ido dejando de ver películas de terror adolescente, por todos esos tópicos que comentas y que se repiten siempre en todas las películas, que ya sabes lo que va a pasar en todo momento. Y con lo poco que me gusta la lluvia ya podría venir Scarlett Johansson o Keira Knightley a besarme que les diría que mejor buscáramos algún techo, no te digo ya con los diluvios que suelen caer en esas escenas en las pelis, ahí directamente ya pasaría, jajaja.

    Las escenas de musicales donde todo el mundo se sabe la coreografía no me suelen gustar, pero en casos como el de la película "500 días juntos" me mola como lo plantean

    http://www.youtube.com/watch?v=8tJoIaXZ0rw

    Besos

    ResponderEliminar