martes, 12 de noviembre de 2013

Demasiado gris en la ciudad

Recuerdo que el otro día paseando con mi pareja me vino algo a la cabeza y lo solté: ¿por qué todo es tan gris en la ciudad? Pero gris, gris. Literalmente. A eso me refería, a que todos los colores que nos rodean son oscuros y tristes: marrones, negros, grises..


Seguidamente, pensé en voz alta: deberían haber muchos más colores y formas bonitas. Mi pareja contestó que aquello le parecía un pensamiento "muy de chica", pero yo repliqué: no estaba deseando que todo fuese rosa y con purpurina, sino más bien así:




























¿Os gustaría que fuese así?

Yo lo tengo claro.



8 comentarios:

  1. El barrio en el que vivo es bastante alegre, hay muchos graffiteros profesionales y se está poniendo muy de moda contratarlos para decorar la fachada de los nuevos establecimientos que inauguran, así que cada vez hay más colorido por las calles, que falta nos hace.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
  2. Qué original!
    Pero para mí..nada como el campo para vivir!..ahí sí hay colores..y de un natural....
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Judit, me gusta mucho tu manera de pensar, ojalá muchas personas pensaran como tu y se dedicaran a pintar la vida de otro color diferente del gris.
    Me alegro que hayas vuelto, hace tiempo que no sabía nada de ti,
    un besito!!

    ResponderEliminar
  4. Desde luego, Judit.
    Predomina el gris, ¿quién no se siente deprimido? Ojalá tuvieran las ciudades un toque más artístico como en NY.

    ResponderEliminar
  5. Siempre lo pienso, y me encantaria que la cuidad sea asi :)

    ResponderEliminar
  6. Pues no estaría mal, no son malas ideas, para algunos diseños seudofuturistas que se ven por ahí no les vendría mal, lo malo es que el color en las construcciones se relaciona siempre con una cierta dejadez o falta de seriedad, de ahí que se estile tan poco. Yo me quedo con la pared-librería y las escaleras a modo de teclas de piano

    ResponderEliminar
  7. Yo no me puedo quejar, por aquí hay tintes de color en las esquinas que siempre consiguen enamorarme.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las fotos que has subido :) Tengo la suerte de vivir en París, que la verdad es que es una ciudad tirando a "clarita", lo que es una de las cosas que más me gustan de ella...pero es cierto que sobre todo en otoño/invierno, el mundo se tiñe de un tono grisáceo demasiado triste...

    ResponderEliminar