miércoles, 18 de septiembre de 2013

Se nos mean encima y dicen que llueve



¿Sabéis lo que son los eufemismos? ¿Sí? ¿No? Si no lo sabéis, hoy os lo cuento. Y si lo sabéis, podéis opinar sobre qué os parecen. 

Según la RAE un eufemismo es una "manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante"

En otras palabras: una forma suave de decir las cosas. Veámos un ejemplo:
"Me temo que por razones completamente ajenas a tu rendimiento en la empresa y a mi apreciación personal, vamos a tener que dejarte marchar" 
Bonito, ¿verdad?

Pensé en escribir este post hace varios meses. Recuerdo estar en clase de inglés y oír a una compañera describir oralmente una fotografía que mostraba a una mujer asiática. La llamó "china" en su descripción ("chinese woman"). Es verdad que en ese caso no se sabía si la mujer era china, japonesa o coreana. Pero la profesora se puso a temblar por el simple hecho de que la alumna usara un calificativo relacionado con la etnia. Y aun sigo preguntándome la razón. Porque por mucho que unos cuantos incultos groseros llamen "chinos" a los chinos en tono despectivo, es lo que son. Igual que los ingleses son ingleses y los cubanos, cubanos. Pues no. La profesora nos recomendó llamarla "exótica". Ni china, ni asiática. Ea.

Y luego está lo que sueltan los políticos en televisión. Y, por más que me pese, los periodistas.

Intentan hablar de forma políticamente correcta, pero... como bien reza el título de esta entrada, "se nos mean encima y dicen que llueve". ¿Qué es eso de daños colaterales? ¿intervenciones militares? ¿conflictos bélicos? He aquí una lista que traduce todos estos eufemismos (ya hay incluso hasta un diccionario de eufemismos en el mercado):

Total... que para colmo, no sólo nos encontramos con estas palabrejas en el mundo político y económico, no. También en la cotidianidad de nuestro día a día.

- "Mi tío es especialista en Logística de Energía Combustible" - Sí, hijo, sí. Tu tío es butanero. No hay nada de malo en ello.



Pero... ¿por qué? ¿Por qué esa imperiosa necesidad de maquillar el lenguaje? ¿Por qué ese miedo a llamar las cosas por su propio nombre? Está claro que las palabras pueden ser tan peligrosas como las armas. Y en el momento en el que la verdad queda oculta tras frases bonitas y suaves... señores, señoras, tenemos un problema.



8 comentarios:

  1. Es un tema muy interesante este. La verdad es que hay eufemismos de todos los colores, por lo que yo no me opongo a ellos por sistema. Hay muchos que resultan demasiado cursis, pero otros tienen cierto aire literario que, incluso, embellece el lenguaje. A mí lo que me molesta es que un eufemismo esté diseñado para ocultar la realidad y no sólo para embellecerla un poco. Como sabes soy un apasionado de la economía y me peleo con mucha gente porque soy, quizá, el único que defiende que el dinero obtenido por ingeniería financiera (ya sabes, la bolsa) es robar. Todos dicen dividendos, rentabilidad, plusvalías, etc ... pero es robar (si logras ganar, robas tú; si no, te roban a tí). Todos me atacan, pero creo que digo la verdad.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Me parece también un tema interesantísimo. El mundo del eufemismo y el de lo políticamente correcto. Me encanta explicárselo a los alumnos, y decirles que lo que ahora nos parece grosero y usamos eufemismos para decirlo, hace pocos años no era así.

    Y lo de las razas, estoy harta. En mi clase ahora tengo alumnos negros, y chinos, y pakistaníes. Cómo debo llamarlos? Me parece fatal decir que un negro es morenito, negrito, café con leche. Si es negro es negro, y no es un insulto. Hablamos de ello en clase el año pasado y el aludido estaba de acuerdo conmigo. Eres negro o no? Si, pues se acabó la discusión. Y mis chinas son chinas de China, a ver cómo voy a aludir a ellas? Me parece lamentable que digas: sí, Cristina, esa chica rubia y alta, y no puedas decir, sí, hombre, Peixiao, la niña china de mi clase. Es tan tonto...

    BEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, yo no podría haber explicado mejor ese tema. Una cosa son los adjetivos descalificativos o discriminatorios a según qué razas, otra cosa es hacer uso de los gentilicios... algo extremadamente normal, creo yo.

      Eliminar
  3. Son las ganas que tiene mucha gente de quedar bien cuando intenta comunicar algo que sabe que no va a sentar bien. Pero la mayoría de las veces, no sólo no lo consiguen, si no que además, se les ve el plumero y quedan peor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Los eufemismos tienen esa parte traidora que delata la hipocresía del que los usa. Y así, queriendo ser educados al final quedan en peor posición porque al usar el eufemismo muestran que los usan porque en cierto modo están de acuerdo con la verdad desnuda pero también tienen miedo al qué dirán

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la entrada! Yo me siento insultada cuando los políticos maquillan sus discursos cargándolos de eufemismos: siento que nos tratan de tontos a todos y de que no sabemos leer entre líneas! malo malo, cuando alguién intenta decirlo de la forma más bonita posible...

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, a mi me gustan las noches sin eufemismos que practicamos mis amigas y yo, llamando a las cosas por su nombre sin miedo a parecer unas burras, nos partimos de risa. Pero hay un bebé que va a empezar a repetir cosas...así que estamos en proceso de eufemizar nuestras noches y esto lleva a más risas aún. Viva el eufemísmo ridículo! Lo bueno de estas cosas es que acabas hablando en clave y puedes hablar de ello delante de quien quieras que no te entienden. Si has visto sexo en nueva york en un episodio hablan de pintar...y alguno pinta tan bien que se sale del dibujo, pues esto viene a ser lo mismo jaja!
    Yo no lo veo mal cuando se trata de risas y jiji jaja, pero cuando se trata de información crucial...oye pues dímelo con todas las letras. Luego están los médicos que llaman a las cosas por su nombre y mejor que usen eufemismos, "oyga tiene usted melenas" "pero si soy calvo!" " que su mierda lleva sangre!", cuando dicen traumatismo craneal, que parece que la persona se va a quedar tonta o lo mismo se va a morir, coño di que tiene un golpe en la cabeza, no me habré hecho yo de esos! No sé a veces los eufemismos vienen a cuento pero en los casos que mencionas...política y medios de información...dan asquito, hacen que la mitad de las veces no sepas ni de lo que hablan.

    ResponderEliminar
  7. Los peores eufemismos son sin duda los que se dicen des de la cobardía, para no afrontar la mala realidad que se está viviendo e intentar negarla maquillándola. Los eufemismos que dicen los políticos, como ejemplo ilustrativo, vaya. A la vez, me sorprende mucho la actitud de tu profesora en cuanto a la chica de China. ¿Exótica? ¿Cómo que exótica? En fin, quién lo entienda.

    Besos Judit!

    ResponderEliminar