lunes, 5 de agosto de 2013

TOUCH. ¿Estamos conectados?

Tenía que hablar aquí de Touch.

Una nueva serie que ha conseguido llamar mi atención (véase aquí cuán difícil resultaba eso). Resulta que estoy tremendamente indignada... Tras dos temporadas de 13 capítulos cada una, de estar enganchada al máximo y de pensar en la historia día y noche... He descubierto algo.

La han anulado.

No harán más temporadas. FOX ha decidido que en EEUU no tenía suficiente audiencia (normal, si la ponen en un horario en el que nadie está viendo la tele... ni siquiera en EEUU). Y yo me quedo dándole vueltas a la cabeza, tratando de imaginar, de inventar qué es lo que pasa con ese niño tan especial que jamás ha hablado ni ha tocado a nadie


¿Que de qué va?

Touch (contacto) parte de la premisa de que todos estamos conectados con ciertas personas, de manera que nuestras vidas pueden verse alteradas en cualquier momento por las acciones de otros. La historia está narrada por Jake, un niño autista que intenta comunicarse mediante patrones y números, ya que él consigue ver cosas que los demás no pueden. Su padre, viudo y soltero, se verá acosado por los servicios sociales que lucharán por llevarse a Jake con demasiado ímpetu. 




Creo que, además de gustarme por ser una serie tremendamente emocional y espiritual (aunque se sitúe en el terreno científico la mayor parte del tiempo), me ha enganchado tanto porque cada vez más creo en esa teoría de que estamos conectados, de que una acción, por insignificante que parezca, puede repercutir en otra persona de formas inimaginables.

Os animo a verla y os la recomiendo encarecidamente aunque sepáis que no hay más de dos temporadas.

¡Feliz primer lunes de agosto!

7 comentarios:

  1. Vi cinco o seis capítulos de esta serie, de la primera temporada. Es original pero no terminó de enganchare y la he dejado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Se cuanto frustra que te cancelen una serie con la que te habías enganchado, me pasó con "The secret circle" y todavía no puedo creérmelo.
    He oído críticas muy buenas acerca de esta serie, yo he visto algunas capítulos salteados, me ha parecido interesante pero no he podido seguirla.
    Saludos, Judit.

    ResponderEliminar
  3. La tengo apuntada en series pendientes porque me la recomendaron varias veces, supongo que no tarde en empezarla. Vi un capítulo en su día, pero la dejé ahí.
    En cuanto a la cancelación... en fin, hay veces que series buenas "mueren", ya sea por falta de promoción, porque están mal ubicadas, etc. pero al final la televisión es un negocio y lo que cuentan son las audiencias... si programas baratos de realizarse son capaz de generar audiencia, no se van a molestar en emitir cosas más complejas.
    Muá.

    ResponderEliminar
  4. Yo vi la semana pasada el primer capítulo y tiene muy buena pinta, creo que la veré entera (bueno, las dos temporadas).
    Da muuucha rabia cuando te cancelan una serie. A mi ya me ha pasado con dos o tres...se ve que somos de gustos raros. yo, por ejemplo, fui la única persona que conozco que se enganchó a "Flashback", la de los creadores de Perdidos y de la que solamente hicieron una temporada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Habrá que verla. Desde Shameless que no me engancho a una serie y empiezo a tener ganas de sobredosis de tele.

    Por la temática de la serie supongo que estará de más recomendarte El curioso incidente del perro a medianoche de Mark Haddon porque ya lo tendrás archireleído.

    ResponderEliminar
  6. Lo tendré en cuenta Judit!
    Por lo que has escrito, me ha gustado mucho el tema de la serie. me parece que el tema de los niños con autismo no es muy conocido y si no conoces a alguien de cerca no tienes idea de lo que les pasa etc.
    Espero que te vaya genial el verano y que continúes con tu blog porque siempre escribes de temas súper diversos.
    Un besito guapa!!

    ResponderEliminar
  7. He visto un par de capítulos y está bien pero está lejos de ser una "super serie", aunque le concederá el beneficio de la duda un poco más.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar