lunes, 1 de julio de 2013

MAD MEN


Mad Men, la serie que me quita el sueño estos días (y semanas). Me la habían recomendado por aquí y no dudé en probar suerte, aunque en la vida real dos personas me hubiesen dicho que no les había convencido. 

Cotidiana pero extraordinaria es su mejor definición. El otro día lo hablaba con alguien a quien le gustan las series de acción y tramas complicadas (tipo Lost o Breaking Bad); me decía que no podría seguir una serie como Mad Men, en la que los detalles, el vestuario, los objetos, las miradas y los silencios juegan un papel igual de importante que los propios protagonistas. 

Yo SÍ, sin duda alguna. Me sumerjo en los años 60, me imagino escuchando música de los Rolling Stones, vestida y peinada a lo pin-up, fumando un cigarrillo en cualquier pub de Nueva York y trabajando para Don Draper, el protagonista principal. 

























Así, rápidamente, resumo de qué va. En Madison Avenue se encuentra la agencia publicitaria Sterling Cooper, una de las más prestigiosas de la época. Don Draper es uno de los ejecutivos de la firma, un hombre misterioso, enigmático, con muchísimo talento y con un pasado que todos desconocen. Aunque nos lo presenten como el hombre del sueño americano: buen trabajo, mucho dinero, mujer e hijos guapos, casa y coche bonitos y aventuras con mujeres más jóvenes cuando le apetece, vemos claramente que no es feliz... ¿por qué?

Manipulación profesional, acoso sexual, hipocresía, machismo, política, economía, racismo, vicios, guerra, religión, psicología, sexo, familia, amistad, amor. La recomiendo, sin duda y sobre todo, a los que disfrutan observando la conducta humana. A los que quieran meterse en una máquina del tiempo durante 45 minutos y disfrutar con conversaciones y gestos, enamorándose poco a poco de cada uno de los personajes de esta serie.


15 comentarios:

  1. Joder, la pintas tan bien que tendré que unirme yo también a verla, y eso que ya había leído en otros blogs sobre ella pero no de esta forma tan tentadora XD

    .Estelle.

    ResponderEliminar
  2. Es una pasada de serie. Estoy deseando empezar a ver la sexta temporada, pero aún no me he puesto a ello.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Quiero verla, me encantaría haber nacido en esos años...
    ¿Has visto "Medianoche en París"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y también me encantó.

      :)

      Eliminar
    2. A mi por una parte también me hubiese gustado nacer en esos años, por otra... demasiado machismo, acoso, racismo y mentes cerradas.

      Eliminar
    3. Tiene sus pro y contra, es verdad. :)

      Eliminar
  4. Yo descubrí esta serie en plan cita a ciegas, sin apenas haber oído hablar de ella y sin haber visto solo un fotograma, solo sabiendo la época en la que se ambientaba y que decían que estaba muy bien. Sentí ese impulso que me lleva de forma inconsciente detrás de las cosas que creo que valdrán la pena y compré la primera temporada. El enamoramiento fue instantáneo y sigue siéndolo una vez visto hasta el fin de la quinta temporada (soy de los antiguos que va a ritmo de DVD). Cuando me hablan de tal o cual serie, yo siempre recomiendo "Mad Men", ahí está todo el abanico de emociones humanas, no hace falta buscar más. ¿Por qué temporada vas?

    Yo creo que Draper es un personaje que es egoísta y al mismo tiempo desprecia su forma de ser. Que vive en una contradicción de la que dudo que vaya a salir nunca porque la lleva en su ADN, lo único que puede hacer es suavizarla para ser medianamente feliz. Al principio me caía mal y cada vez lo entiendo más, es más íntegro y honesto que muchos de los que le rodean. Y es que "Mad Men" acaba siendo un tratado sobre la soledad, sobre cómo es inevitable, en ese sentido es muy existencialista, no puedes evitar quedarte melancólico cada vez que ves un capítulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta cómo has descrito a Don. Voy por la mitad de la quinta temporada, soy de las que ven series online y no dejan de ver capítulos, uno detrás de otro, hasta quedar mínimamente saciada.

      Besos

      Eliminar
    2. Vale, entonces puedo decirte sin spoilear que me encanta Megan, entiendo que Don pudiera enamorarse de ella, porque es la más íntegra de las personas que la rodean, la más honesta sin ser naif. Y con lo que me gusta Megan cada vez me gusta menos Betty, que empezó intersándome y ahora me cae mal por su forma de actuar

      Eliminar
    3. A mi también me encanta Megan, pero Betty es mi protegida. Desde el principio la entendí, me supe meter en su piel. Cualquiera espera que una mujer así sea feliz, pero no. La soledad la ha amargado siempre y ni aun con Francis ha encontrado lo que buscaba. Ni con cambios de look, obviamente.

      ¡Estoy deseando ver qué pasará!

      Eliminar
  5. Yo,como amante de lo vintage,me apunto a ver la serie...todo el mundo me la recomienda!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Maravillosa!! está tan bien realizada, con unos personajes tan bien hechos, que van madurando y cambiando y a los que vas entendiendo más (como es el caso de Don), yo llevo ya varios meses enganchadísima, nos ponía capítulos mi profesor de gráfica publicitaria, por lo bien que se trata ese tipo de temas y la importancia que tienen en la serie y me maravilló!!!

    besos

    ResponderEliminar
  7. Una serie que me quita el sueño es "The Carries Diaries", ¿la has visto? Es fenomenal.

    ResponderEliminar
  8. Los lunes son algo vacío para mí desde que ha acabado la última temporada.
    Quise llorar mucho.
    Don Draper ha sido (y es) mi único consuelo en momentos de pesadumbre.

    ResponderEliminar