miércoles, 10 de abril de 2013

Papá y el sexo

Mi amiga Irene me explicó el otro día una anécdota que le había ocurrido hacía una semana con su novio y su padre. Ya debéis estar dándole vueltas a la cabeza pensando que "novio" y "padre" en una misma frase no pueden ser buenos. No seáis tan mal pensados... o sí.


Resulta que cada sábado por la mañana Irene se queda sola en casa porque su padre trabaja hasta las 14:00h, así que aprovecha para invitar a Pablo, su novio, y así poder empezar juntos (y bien) el fin de semana (dato: ambos tienen 19 años). No madrugan mucho, casi siempre quedan a las 10:00h y desayunan, ven una película y hacen el amor. Un buen plan, ¿no? Están muy tranquilos porque no hay moros en la costa, aunque, a decir verdad, cuando los hay, les gusta arriesgarse.

Irene ya ha hablado de esto con su padre. Papá siempre le ha dicho que le parece muy bien que haga el amor con su novio mientras no esté él en la misma casa en ese momento. No le gusta pensar que están pervirtiendo a su hija a pocos metros de él (como si ella no estuviera ya suficientemente pervertida por sí misma). Irene le contó esto a Pablo y éste lo entendió, dijo que si él tuviera una hija pensaría lo mismo. Al principio, la parejita normalmente se abstenía estando en casa de ella (en casa de él las cosas eran diferentes, ya que, según Pablo, a sus padres no les importaba lo que estuvieran haciendo y siempre picarían a la puerta antes de entrar) hasta que un día, en plan confidencia, el padre de Irene le confesó a ésta que de joven le daba mucho morbo hacerlo con su madre en casa de sus suegros. Así fue como Irene decidió no aguantar nunca más. Y menos aún cuando no había nadie en casa, claro está.

Pero hace dos sábados pasó algo inesperado.

Irene y Pablo estuvieron casi toda la mañana de cháchara mientras desayunaban y cuando se pusieron al tema ya era bastante tarde. Casualmente, el señor padre salió antes del trabajo. Irene y Pablo tuvieron suerte, dentro de lo que cabe. Justo cuando acabaron, aún en posición comprometida, oyeron el ruido de la puerta del piso al abrirse. Era el padre. No les daba tiempo a vestirse, así que alguno de los dos tendría que aguantar la puerta de la habitación para que el señor padre no la abriera (nunca pica, simplemente abre y saluda). No les quedaba otra opción. Irene saltó de la cama, desnuda, y se puso de espaldas contra la puerta mientras Pablo se vestía rápida y torpemente (se puso la camiseta al revés, cosa que hizo que tardaran más). A todo esto el padre de Irene, obviamente, intentó entrar, pero no pudo. Comprobó que alguien estaba aguantando la puerta desde atrás y oyó un nervioso "Papa, no".

Y el padre subió al piso de arriba sin decir nada. Ellos abrieron la puerta enseguida, ya que habían conseguido vestirse en un tiempo récord, pero se quedaron en la habitación esperando a ver si el padre bajaba a saludar mientras hablaban sobre lo que acababa de pasar. Él, rezaba para que la tierra se lo tragara. Ella se reía de la reacción de él pero en el fondo estaba aún más avergonzada. ¿Ahora, qué? ¿Qué nos inventamos? ¿Por qué nos sentimos tan mal? Ni que estuviésemos haciendo algo malo. Es amor. No hay nada de malo en ello - pensaban, ambos, consternados.

Nadie bajó a saludar, así que Pablo se fue sin despedirse del padre de Irene y finalmente el señor padre bajó a comer con su hija. Ella se inventó una excusa poco creíble y el padre no dijo nada. No estaba enfadado, ya que no había nada por lo que enfadarse, pero sí incómodo y tenso.

Irene me contó esto preocupada y yo no supe bien qué decirle. Tampoco creo que estuviera haciendo nada malo y no entiendo cómo puede desnaturalizarse así un acto que, sí, es íntimo (de hecho nadie ha pedido que Papá esté sentado en primera fila viendo el espectáculo), pero también completamente normal. ¿O acaso Irene no habrá oído nunca a sus padres? Apuesto a que sí.


23 comentarios:

  1. En un principio creí que sería otra típica historia con alguien encerrado en el armario. Pero me ha sorprendido el final, porque como bien dices, no hay nada malo en quererse, sólo que hacerlo a escondidas y sin el consentimiento paterno, hace la cosa un poco ilegal.
    A veces, olvidamos que los padres de hoy, son muy modernos.
    Este blog me parece interesante. Seguiré tus posts.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, espero volver a verte por estos lares :)

      Eliminar
  2. Cada familia y cada casa tiene sus normas y si todo el mundo está de acuerdo lo mejor es respetarlas, aunque a veces pueden ocurrir despistes como este.
    Besos

    Raquel

    http://raqueljimenezbisuteria.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si con las normas sólo está de acuerdo una parte de la familia, ¿qué pasa? Complicado, el tema...

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Es muy comprensible esa incomodidad. Cualquiera de nosotras se moriría de vergüenza también en esa situación, a pesar de que no estamos haciendo nada malo ni nada de eso. Pero es un tema que... bueno, se las trae XD y más cuando no deja de ser la casa de tus padres, no la tuya.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
  4. Wo. No pude evitar reírme un poco por lo incómoda que se me haría la situación a mí. Lo pasaría fatalisimamente mal, aunque como bien dices, no hay nada malo en ello; es amor y es así. Por cierto, muy buen encontrada la foto de Bella con su padre... recuerdo especialmente bien ese momento de la película! ( El pasado no nos abandona!)

    Saludos! :)

    ResponderEliminar
  5. ay, por favor. Mira, el sexo es natural y blablabla, pero no mola mezclar padres y sexo. Por eso no me mola mucho la idea de que sea el padre el que ha dicho a su hija que a él le daba morbo hacerlo en casa de sus padres cuando era joven. no mola, tío, cuéntaselo a tus colegas pero no a tu hija. no sé, vamos.
    y yo tengo unos padres jóvenes y divertidos, tengo mucha confianza con ellos y sí, alguna vez hemos hablado de cosas de sexo, pero no en ese plan. los padres son padres, no son coleguitas de parque.deben resolver dudas, ayudarte, aconsejar... no contar batallitas!
    no sé, es mi opinión al menos.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Hola!!

    En primer lugar decirte que... nos ha encantando la entrada!. A casa linea que leíamos nos imaginábamos algo peor jejejje, que el padre los pillaría en plena faena pero...no, la verdad nos ha sorprendido el final, sin bronca ni nada, aunque seguro que el padre mientras la hija le contaba la excusa, estaría pensando: no hace falta, si sé que lo habéis hecho! jejejej. Nos ha parecido perfecta y muy adecuada la foto de Bella hablando de sexo con Charlie en Eclipse^^.

    Tenemos una nueva entrada en nuestro Blog, en la que te desvelamos la auténtica moda que se lleva en la calle, nada que ver con últimas tendencias vistas en las pasarelas de todo el mundo...

    ¿Te lo vas a perder?

    Te esperamos en:

    http://elpinceldecolores.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Lo de compartir espacio vital que incómodo es cuando te quieres poner en plan "cariñoso". Yo recuerdo cuando compartía piso en la universidad hace como 8 o 9 años, que pillé a uno de mis compañeros también al acabar la faena. Llegué a casa y como no vi a nadie y estaba todo silencioso pensaba que estaba solo. Entré al cuarto del compañero a pillar una cosa que le había prestado, sin llamar ni nada y me encontré al tío en calzoncillos y a ella en ropa interior, ahí vistiéndose. Cerré la puerta de golpe y el que se escondio en su cuarto fui yo, hasta que luego más tarde ya lo comentamos y lo tomamos por la parte anecdótica. Creo que pasé más verguenza que ellos.

    Y si es gente de tu quinta ni tan mal, lo malo es cuando las pilladas vienen por la vía paterna, la incomodidad se multiplica. Y ya no te digo si eres tú quien sorprende a los padres en el asunto, es algo que le ha pasado a mucha gente y que celebro haberme perdido, jajaja

    PD. Si me permites la corrección, ese "a caso Irene" del final iría todo junto, como "acaso Irene" ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj entiendo tu reacción, pero sigo sin comprender del todo porque nos escandaliza tanto. Hicisteis bien en tomároslo como algo anecdótico.

      Gracias por la corrección, ahora mismo lo cambio.

      Besos :)

      Eliminar
  8. Pues hombre ya asi de primera irene debería poner como norma que su padre no entre sin preguntar porque acaso no puede tener intimidad? No puede estar tirada desnuda en la cama? O simplemente estar cambiandose? Me parece importante que aunque uno viva con sus padres al menos deben dejarle su territorio, puedes picar a la puerta y saludar sin entrar...yo no tuve ningun problema nunca aunque suelo trabar la puerta con la silla no vaya a ser el demonio....jajajaj

    ResponderEliminar
  9. UUUUyyyyyy que mal rollito me da a mi estooo!!

    Que, es que , lo que se dice voy teniendo a la niña en la edad y como dicen de padre golfo, hija monja, pero claro, como soy un cinico sin coherencia, no deseo para mi hija, lo que yo he hecho para con las de los demas. Ya lo se, llamarme de todo, pero el que este libre de pecado....

    Me voy a quedar por aqui, siempre con su permiso.

    Portese bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm me gusta tener el punto de vista paterno por aquí. Está claro que nadie está libre de pecado, pero eso que dicen de "padre golfo, hija monja" yo tampoco me lo acabo de creer...

      Quédate todo lo que quieras :)

      Saludos

      Eliminar
  10. Pues fíjate, quizás es porque yo soy un poco radical, y ya sabes que el sexo es mi campo de batalla... pero me horroriza la historia. Y explicaré por qué (además, a medida que iba leyendo estaba más convencida de que el padre les iba a pillar y que iba a decirle a su hija que no se preocupara, que era natural... ¡así de ingenua soy).

    En primer lugar, las mismas normas patriarcales de siempre. Ella es chica y en su casa no se folla. Él es chico, así que "don´t worry be happy". Y todos damos por bueno este planteamiento. Total, es normal que un padre proteja a su niña de que la perviertan... ¿no?

    Lo que me lleva al punto dos. ¿Que la perviertan? Jaja, el típico miedo de los padres. Sé que no es a mal, pero es fruto de una cultura machista. Yo me he pervertido sola. Y a mucha honra. Cierto que no he tenido una educación conservadora ni mucho menos. Pero mi padre también empezó con esos miedos cuando llegó mi adolescencia. Entiendo que por respeto no folles en tu casa con tus padres. Pero vamos, que con 20 años la gente no suele vivir sola y mejor hacerlo en casa cuando no haya nadie que en la calle ¿no?

    Punto 3. No pasa nada porque es amor. ¿Perdón? jaja. ¿Y si sólo es sexo? ¿Nos escandalizamos todos? Que el sexo forma parte del amor no tiene duda, pero vamos, que no todo el sexo es amor. Y en esas deberíamos estar. Educar a los niños sexualmente, para que conozcan lo bueno y los riesgos. Para que sepan comportarse y vivan su sexualidad con libertad y responsabilidad. ¿Por qué hablamos de amor aquí cuando el problema en realidad sólo es el sexo? Al padre de Irene se la repanpinfla que su hija esté 'in love', lo que le hace sentir incómodo es que su hija folle (por mucho que él lo hiciera).

    Punto 4. Irene no tiene que ponerle a su padre ninguna excusa. Cuando mi padre se enteró de que tomaba la píldora me retiró la palabra durante un día. No podía mirarme. Yo siempre lo cuento con risa, ahora claro. En su día me sentí incómoda. Pero ni mucho menos por mí. Sino por la tensión que generó su reacción. Es lógico que los padres se sientan raros cuando confirman que sus hijos ya mantienen relaciones. Y más que raros hasta puede que preocupados porque se tomen las precauciones. Pero eso debería ser tanto para chicas como para chicos. Y no darles a ellos una palmadita de machotes y con ellas ocultar el tema ("no vaya a darle ideas"). Lo mismo ocurre con la masturbación. Los padres dan por hecho que los hijos a partir de X años lo hacen, y a veces hata se bromea. ¿Pero qué padres hablan, bromean o se plantean la masturbación de sus hijas?

    Pensamos que éste es un problema menor. Pero en realidad no lo es. Necesitamos educar a personas conscientes de su propio cuerpo. Que sepan lo que hay y que sepan elegir. Libres y sin cargos moralistas baratos.

    ¡Vaya parrafada! Y me quedo con ganas de más.

    Buen post Judit. Hace reflexionar (o eso espero).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón del mundo es tuya. Esperaba que alguien pillara la ironía de los paréntesis "(como si ella no estuviera ya suficientemente pervertida por sí misma)" y "(en casa de él las cosas eran diferentes, ya que, según Pablo, a sus padres no les importaba lo que estuvieran haciendo y siempre picarían a la puerta antes de entrar)". Machismo y machismo. Por partida doble. Y ahí has estado tú para explicarlo mejor que nadie.

      Respecto al punto 3 tengo que decir que en este caso había amor y por ello lo he llamado "hacer el amor" en vez de "follar". Que sí, es verdad que al padre lo único que le molestaba era la parte del sexo, pero se entiende aún menos que lo vea como un escándalo si incluso conoce al novio de ella, lo acepta como tal y sabe que se quieren.

      Lo de la necesidad de educar sexualmente a las personas es indiscutible.

      Gracias por tu comentario, yo también me he quedado con ganas de más párrafos por tu parte! Nos seguimos leyendo :)

      Besos

      Eliminar
    2. Es que yo creo que habéis dado justo donde había que dar! Todos mis amigos chicos han tenido siempre mucha más libertad en ese sentido, meten a quien quieren en su cuarto, ponen música y se acabó. Todo el mundo sabe lo que está pasando dentro pero todos se hacen los suecos. Lo mismo ocurre si si casa se queda vacía y quieren que sus novias se queden a dormir. Pueden decírselo a sus padres sin problema.
      Mientras tanto yo tengo que ocultar que mi novio duerme conmigo cuando mis padres no están y ni se me ocurre hacer el numerito de la música, porque mi padre entraría a los dos segundos a ver qué narices está pasando. Sin embargo, no creo que la cosa fuese así con mi hermano.

      No sé, no sé si es por un machismo que pasa de generación en generación o porque con las chicas tienen más miedo rollo "tú te puedes quedar embarazada". O porque en el fondo se sigue vendiendo una imagen de ser más sensible o débil (con la que yo no estoy de acuerdo, pero no se puede negar que en temas como el embarazo o agresiones sexuales estamos más desprotegidas o expuestas, en el sentido de que las violaciones son generalmente a mujeres y que si te quedas embarazada, se diga lo que se diga, la que apechuga es la mujer) Quizás esos riesgos pesan más en los padres, que tienen mayor sentido de protección, a veces absurda, hacia la mujer.

      En fin, como situación es una "pena" o desigualdad bastante frecuente con la que hay que convivir. Como consejo a Irene... al menos su padre ya sabe qué hace y oye, a lo mejor la próxima vez avisa si sale antes del trabajo :P

      Eliminar
    3. Jajaja entiendo perfectamente de qué me hablas en el primer párrafo. Mis amigos chicos hacen lo mismo y en cambio ellas lo tienen bastante más crudo. Supongo que el sentimiento de protección se agrava con el machismo inculcado a lo largo de los años. Lo veremos en cuanto pasen unos añitos y seamos nosotras (y nuestros maridos) las que pasar por ello con nuestros hijos (bueno, también está la opción de quedarse soltera y ahorrarse los quebraderos varios de cabeza, jajaja).

      Besos :)

      Eliminar
    4. las que tengan que pasar por ello*

      Eliminar
  11. Yo mezclar sexo con padres como que no, por muy natural que sea y todo eso, ellos prefieren pensar que tenemos 5 años y nosotros que mi madre es como la virgen María y nos tuvo por gracia divina jaja
    Supongo que la tensión acabará desapareciendo de forma natural...

    ResponderEliminar
  12. A veces le damos muchas vueltas a una situación de lo más normal, aunque a mi me incomodaría mantener relaciones sexuales con mis padres delante. Por suerte vivo sola (Y en su día, buscaba momentos de casa vacía).
    Creo que en el caso de los chicos, no sé por qué, es más habitual que les de igual hacerlo con sus padres delante, incluso cuando la chica en cuestión no es una novia formal (o al menos, ya he coincidido con varios).

    ResponderEliminar