viernes, 26 de abril de 2013

Espejito mágico, arréglame el cerebro


Ha habido muchos días en mi vida en los que me he mirado al espejo y he pensado "joder Judit, ¿no te da vergüenza salir de casa con esta cara?" Igual parece exagerado, pero no lo es. Lo he hablado muchas veces con mis amigas y todas coincidimos en que hay días que nos vemos horribles y días que nos vemos MEJOR (ni siquiera guapas). Siempre lo he visto como un gran misterio... ¿qué determina que un día sea incapaz de salir de casa sin un poco de anti-ojeras y rímel y otro me lave la cara y salga al mundo exterior tan felizmente? Definitivamente, no lo sé. Lo que sí sé es que si me preguntaran qué es lo que menos me gusta de mi misma (físicamente) respondería a los tres segundos, en cambio, si me preguntaran qué es lo que más me gusta... me costaría más, dejémoslo ahí. Misteriosamente, de nuevo, cuando salgo de casa y miro a mi alrededor veo miles de caras bonitas. Voy en el tren, y siempre hay alguna chica preciosa leyendo o escuchando música. Llego a la universidad, y siempre hay algún chico guapísimo fumándose un cigarro antes de entrar a clase. "Tiene unos ojos preciosos", "Menudo perfil griego", "¡Vaya labios!". Así, continuamente. ¿Tengo poca autoestima? He acabado pensando que no es exactamente eso. La cuestión es que a la mayoría (aunque siempre haya alguno que se cree Jon Kortajarena) nos cuesta reconocer nuestra propia belleza. 

He decidido escribir esto porque una amiga me ha pasado este vídeo de tres minutos, que refleja totalmente lo que vengo diciendo:



(Estos dos vídeos, de la misma campaña, también son geniales: http://www.youtube.com


13 comentarios:

  1. Pues yo soy muy rara y salgo a la calle sin rimel, y si tengo ojeras me da igual...O_o

    ResponderEliminar
  2. Pues te advierto que con los años la cosa empeora... porque te miras y dices, pero de quién es esta cara/arrugas/ojeras/canas??? y te dan los males. y te acuerdas de cuando tenías esos días malos a los veinte años y te cagas en ti misma.
    no estoy animando, me parece.
    y sabes lo peor? que esas caras bonitas que tú ves por ahí, cuando se han levantado posiblemente también hayan pensando que están fatal y que tú vas monísima.
    conclusión, aprender a pasar de todo y a tomar las cosas con filosofía, el físico no es tan importante.

    ResponderEliminar
  3. A mi me pasa igual que a ti. Si me preguntan que es lo que menos me gusta, contesto sin dudar. Si me preguntan que es lo que más me gusta, me cuesta encontrarlo y terminaré diciéndote algo por decir. Y sí, cuando salgo a la calle también veo a un montón de personas de las cuales nos llaman cosas la atención.
    Quizás esto que digo no tenga ningún sentido, pero creo que en parte también puede influir el factor "novedad". Me explico. A mi sí que me ha pasado de conocer a una persona y pensar que era guapísima, y pasado un tiempo, si esa persona se convierte en una amiga muy cercana ya no me parece tan guapa/o. No digo que me parezca fea, pero creo que en parte la belleza también es algo a lo que nos acostumbramos. Y eso me da rabia, porque por mucho que atraigas a alguien en un primer momento llegará el día en el que se haya acostumbrado a ti y ya no se quede con la boca abierta cada vez que te vea. Al llevar X años conviviendo con nosotros mismos, nos acostumbramos a nuestras cosas buenas y nos acostumbramos también a buscarnos defectos que intentar cambiar.

    ResponderEliminar
  4. De 7 días que tiene la semana,6 cuando me miro digo vaya careto por dios! y sólo 1 puedo llegar a decirme anda mira que mona me he levantado hoy xDD
    El primer video ya lo había visto y me impresionó bastante la forma en la que nos solemos ver... desde luego ¡qué críticas somos con nosotras mismas!

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo contigo, Judit.

    Algunos días esquivo al espejo y me haría mil retoques... y, en otras ocasiones, me acepto tal como soy, incluso, admiro mis defectos, asimiéndolos y viéndolos encantadores ... fíjate!!!! Jajajaja!!!!

    Fantático vídeo!!!! Enseguida voy a mirar los demás!!!!

    Un gran beso!!!! Y, por cierto, me encanta el nuevo look de tu Blog!!!!

    ResponderEliminar
  6. Jo, me siento muy identificada. Hay dias en los que me veo horrorosa y otros en los que me veo bien. Y es curioso porque tenemos la misma cara pero realmente me veo muy distinta.

    A diferencia de ti, creo que yo si que he pecado de falta de autoestima a lo largo de mi adolescencia y lo he pagado con mucha inseguridad y malos ratos. Ahora estoy mejorando mucho ese aspecto. Aunque desde luego veo a chicas guapisimas en la uni o por la calle y no puedo evitar sentir algo de celos. ¿Saben ellas que son tan guapas o no?

    La campaña publicitaria está genial, los tres videos. Refleja mucho lo que has dicho.

    Y ya lo último, me encanta tu foto de perfil que tienes aquí. Se te ve muy guapa, espero que lo veas tu también ;)!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo no tengo ese problema! Creo qu tendria mas problemas si saliera de casa maquillaje + rimel que al reves...¡que cosas!

    Un beso yportate bien.

    ResponderEliminar
  8. Una vegada vaig llegir en un estudi (no puc recordar de qui ni quin) que l'efecte de que uns dies ens veiem més 'millor' que d'altres ve condicionat pel nostre canvi hormonal de quan ovulem/tenim-la-regla.

    Un petó!

    ResponderEliminar
  9. Lo de la gente guapa por la calle es muy común. Yo creo que la respuesta a eso simplemente es que tú te tienes muy vista a ti misma y por lo tanto no tienes una visión objetiva de cómo eres (A mí me pareces preciosa) Por eso cuando ves a otra persona que puede ser igual de guapa que tú piensas que lo es más.
    Luego está esa gente que es guapa y punto. Una amiga mía se viste con jerseys tres tallas más grandes y lleva el pelo totalmente blanco. Y no me refiero a un teñido rubio oxigenado, no, blanco nuclear. Encima se da mechas de colores variados que con el tiempo pierden color, y si va mal de tiempo en su ajetreo vital puede mantener unas dos semanas unas raíces de dos dedos de color castaño. Pues la muy odiosa es la tía más guapa que conozco y todas esas cosas que a mí me harían parecer un espantajo le quedan de miedo. Un verdadero pivón, y no porque tenga un cuerpo escandaloso, pero sí un talle delicado, unas facciones preciosas y una sonrisa vitaldent. Esa gente ha nacido con "charm", y punto.

    Y luego estoy yo. Yo pensé durante muchos, muchísimos años, que era fea. Tampoco un coco, pero sí fea. Y entonces descubrí que mi horrible pelo se arreglaba con 10 minutos de plancha y que lo único que necesitaba era un poco de base para quitarme el blanco nuclear y poco más. Voy maquillada todos los días y en mi caso sí admito que es una cuestión de autoestima, algo que no tengo muy alto que digamos en general. Si esos 15 minutos por la mañana me van a servir para estar más feliz el resto del día, para verme mejor y para quererme más, bienvenidos sean. Sin maquillar no es que me vea fea, pero me veo mejor de la otra manera.
    Con el tiempo he aprendido a aceptarme más, a hacerme una simple coleta si voy mal de tiempo o simplemente a pensar que no soy ni fea ni guapa, que soy del montón tirando a monilla si me sé sacar bien partido. Y a los demás... pues mi novio me considera un pivón (faltaría más que no me mirase con buenos ojos :P) y para la gente a la que le caigo mal pues a lo mejor soy una superficial.
    Yo mientras tanto soy más feliz, que suficientes cosas tiene una encima como para seguir viéndose un coco.
    Y a la larga aprendes que lo más atractivo es la naturalidad. Fuera ojeras y bienvenidos síntomas de alegría.
    Tienes una sonrisa preciosa, Judit.

    ResponderEliminar
  10. Hace rato que tampoco me pasaba por aquí, me dio gusto leerte, la verdad es que había dejado los blogs por unos meses y ahora decidí volver como soy y ya. Me gusta lo que dices en la entradas, yo creo que le pasa a todas jajaja pero al final no es el autoestima, solo es un mal día. Antes mi autoestima era casi nulo y de a poco fue aumento, eso me ayudado mucho a atreverme con los hombres y eso... la cosa es que aunque salgas con la cara de culo en el interior saber que igual te quieres ¿no?

    besos!

    ResponderEliminar
  11. Pues lo que dices tiene que ver con lo que dice el vídeo, con la visión de ti misma y lo que influye en el modo en el que te examinas. Hay días en los que te sientes más a gusto y verte es un placer y otros en los que estás enfurruñada o triste, incluso sin ser consciente y te ves como un horror, porque todo lo ves así, todo está en la mente. Y por eso hay casos de gente que siempre se ve mal, como pasa con la gente que sufre anorexia, que siguen viendo gordura incluso cuando ya están fatal.

    Lo ideal es tolerarse a uno mismo, no tirarse por los suelos ni tampoco hacer como Narciso y solo observar la propia belleza todo el tiempo, porque al final siempre hay alguien para quienes somos bellos

    ResponderEliminar
  12. Me ha parecido muy interesante tu texto, y pienso exactamente igual que tú.
    Esa poca autoestima que tenemos nos impide comportarnos como somos realmente, delante de gente que no conocemos,
    el video me ha parecido genial, Judit, un besito

    ResponderEliminar
  13. Creo que depende de la confianza que tiene cada una en si misma, habemos quienes necesitamos constantemente de un refuerzo positivo para sentirnos bien, otras tienen plena confianza en si mismas, y jamás se verán un defecto... en fin... cosas del cerebro...

    ResponderEliminar