viernes, 1 de marzo de 2013

¿Por qué Esmeralda no se quedó con el jorobado?

Pasaba horas y horas viendo La Bella y la Bestia, Dumbo o el Rey León. Adoraba saberme sus canciones, sus diálogos y los nombres de todos los personajes. Pero, por aquél entonces, no se me ocurría preguntarme porqué la figura materna no aparece en ninguna de las películas de Disney, ni porqué las princesas no pueden despertarse sin tener que ser besadas por un príncipe azul.

Y, personalmente, pensar que han intentando (y puede que conseguido) inculcarme estas dos ideas mediante "inocentes" películas... me parece de muy mal gusto por parte del señor congelao. 

Machismo

Por lo general, la vida de las "princesas" se reduce a barrer, limpiar y esperar a que el príncipe azul llegue para rescatarlas. En algunas ocasiones hemos visto a princesas que se salían un poco de la norma  (La Sirenita, que quiere escapar del mundo al que pertenece, o Mulán, que se hace pasar por hombre para ir a la guerra), pero lo cierto es que siempre acaban casándose con un hombre para poder ser felices y comer perdices. Por otro lado, no vemos en ninguna película la representación de la figura materna, ya que supuestamente la madre de Walt Disney murió cuando él y su hermano todavía eran muy pequeños. 


Canon de belleza 

¿Por qué Esmeralda no se quedó con el jorobado de Notre Dame? ¿Por qué la Bestia no se quedó Bestia y tuvo que convertirse en príncipe buenorro? ¿Por qué todos los guapos son buenos y los malos son feos (excepto el jorobado, que, por cierto, acaba solo) en las películas de Disney? No hay que olvidar que estas películas están hechas para niños... por adultos. Y, mientras que el canon de belleza se les inculca a los adultos mediante la publicidad y la televisión, los niños son persuadidos de igual forma con estas películas. 



La cuestión es que no creo que el señor Disney introdujera todo tipo de mensajes subliminales en sus largometrajes para manipular a los niños. Más bien creo que las vivencias y las creencias de Disney junto con el pensamiento de la sociedad de la época se ven reflejadas en sus películas. Lo único malo es que, sin darnos cuenta, somos educados con prejuicios que no deberían permitirse. 

18 comentarios:

  1. La figura femenina a lo largo de la historia se ha ido representando de esta manera porque es de esta manera como la ven muchos. Es una pena, por eso hay que intentar que nuestros hijos vean tambien otras cosas (lo siento pero no puedo poner tildes).

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo! Muy buen post, tienes un blog muy original y me encanta (:
    Un besito de tu nueva seguidora!
    two-tickets-to-paradise.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Hola, Judit.
    Me ha gustado mucho esta entrada, de hecho, me ha hecho incluso reír un poco. En cierto modo, cuando te leo, me encuentro en ciertos aspectos identificada, adoro esa parte de ti que lo cuestiona todo, que desafía el modo en que se rige la sociedad, me agrada tu personalidad, tu forma de ver el mundo; personas como tú hay pocas y cuando tienes el placer de toparte con ellas y compartir ideas es... fenomenal.
    Judit, te saludo desde al otro lado del Atlántico, desde Uruguay (eso suponiendo que eres Española y estas viviendo allí).

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, Judit, ¿has oído del libro "hacia rutas salvajes"? ¿Lo has leído?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he leído, pero me encantaría. He oído hablar muy bien de él... ¿me lo recomiendas?

      Eliminar
    2. Una amiga mía me lo recomendó, dijo que es impresionante como te cambia la manera de pensar. Yo aún no lo he leído (no he tenido tiempo de pasar por una librería), pero estoy pensando en ir a comprarlo cuanto antes. Te cuento que he leído reseñas de el y alguna cita y me han dejado anonadada. Creo que no nos defraudará, probemos a ver que tal es y después intercambiamos opiniones. :)

      Eliminar
  5. No estoy del todo de acuerdo en tu planteamiento. Creo que confundes el prejuicio con el egoísmo puro y duro. En las olimpiadas de Berlín, 1936, Hitler y demás jefes nazis preferían claramente que ganaran atletas blancos y no negros. Todos eran jóvenes, bien parecidos y magníficos atletas, sin embargo se prefería a los blancos. Eso es un prejuicio. Otra cosa es cuando tienes que elegir entre el joven, guapo y rico o el viejo, feo y pobre (de esto conozco bastante porque pertenezco a este segundo grupo). La inmensa mayoría de la gente elegirá al joven, guapo y rico sin fijarse demasiado en las cualidades intelectuales, las costumbres o el tamaño del corazón. La sociedad nos entrena a fondo para el egoísmo, más que para el prejuicio, en la creencia (errónea o no) de que eligiendo aquello que nos conviene claramente tendremos más éxito, prosperaremos más y sufriremos menos. Esta es la corriente general y la que más fuerza tiene, así que es una elección peligrosa y dura ir en su contra (a menos que seas alguien como Teresa de Calcuta o Gandhi)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Egoísmo: inmoderado y excesivo amor a uno mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás.

      Prejuicio: opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal.

      Sigo creyendo que la gente tiene una opinión desfavorable hacia lo viejo, feo y pobre. Como tú dices, la sociedad elegiría al joven, guapo y rico sin fijarse en las cualidades intelectuales, las costumbres o el tamaño del corazón. El egoísmo de Walt Disney fue consecuencia de los prejuicios. Por los prejuicios que acabo de mencionar arriba, decidió (de forma egoísta), hacer sus películas como las hizo para tener éxito. O quizás ni siquiera tuvo que pensar esto último.

      Un beso!!

      Eliminar
  6. Toda la razón respecto al machismo y eso que las películas de disney siempre me encantarán.
    También estoy de acuerdo en que vale más lo de dentro que lo de fuera, lo de fuera, con el tiempo ira desapareciendo, lo verdaderamente importante son los sentimientos.
    Buena entrada, me encantó, besos y saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mi también me han gustado siempre, pero bueno, hay que darse cuenta de lo que hay y después decidir si nos siguen gustando o no!

      Besos^^

      Eliminar
  7. Me encantó Judit, muy buena reflexión.
    Últimamente yo también he estado reflexionando sobre los roles atribuidos a las princesas y a los príncipes, y como estos han pasado de ser simples cuentos infantiles a influenciarnos tanto. Es bueno darse cuenta para luego poder cambiar pensamientos y actitudes un tanto injustas, ( Como concebir que las mujeres somos los tesoros de los príncipes guapetones o que necesitamos a un príncipe azul que nos rescate)

    Hace poco hice un post bastante relacionado con todo esto. Seguramente te interese el cuento que recomiendo :)! A mi me encantó! http://pintaloderojo.blogspot.com.es/2013/02/cenicienta-que-no-queria-comer-perdices.html

    ResponderEliminar
  8. La belleza y sus tópicos siguen mandando y lo bello siempre atrae a la vista, incluso a los que más insisten en el valor de la diferencia o de lo que no es bello de por sí, así que esos tópicos seguirán perpetuándose. Luego ya está el sentido común o el espíritu crítico de cada uno para ver si quieren quedarse en la fachada o ir un poco más allá, como la propia Bella con la Bestia

    ResponderEliminar
  9. Disney sólo se dedicó a recrear los cuentos clásicos, que se refieren siemrpe a épocas antiguas, las épocas en las que fueron escritos por los hermanos Grimm, Andersen o Perrault. Y lo cuentos clásicos originales son durísimos: padre que abandonan a sus hijos (Hansel y Gretel), niños huérfanos que viven cosas tremendas (La vendedora de fósforos).
    Yo cuando leía estos cuentos de pequeña, o me los contaban, me parecían de lo más normal y ahora me cuesta contárselos a mis hijos de esa manera tan descarnada, salvo el de El lobo y los 7 cabritillos jejeje
    En el fondo hablan de la importancia de la familia, de la dureza de la vida, de la redención por el amor, de que los buenos ganan y los malos no.
    Por cierto, que a mí La Bella Durmiente de Disney siempre me pareció una fresca jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes toda la razón. Ya estaba informada sobre el origen de estas historias. Lo malo es que con el tiempo han ido transformándose en lo superficial hasta el punto en que las princesas parecen modelos de pasarela y los príncipes entrenadores personales (canon de belleza del que hablaba). Asimismo, como tú dices, la sociedad de la época no era la misma que la actual. Por eso creo que las ideas machistas, por ejemplo, sobran. Espero que vayan modernizándose o no sé qué dibujos verán mis hijos... jajaja

      Eliminar
  10. yo recuerdo haber visto una pelicula animada del jorobado de notre dam en donde esmeralda escapaba con quasimodo y desaparecian.
    Me podrian ayudar y decirme como se llama esa pelicula??
    PD: no es la version de disney.Gracias de ante mano

    ResponderEliminar
  11. Siempre me ha gustado pasarmee a leer lo que escribes, no sé, tu blog es diferente y no sé en que categoría lo pondría. Hoy me pasé a ver qué encontraba y llegué a esta entrada...me ha encantado tu reflexión! La verdad, yo tampoco creo que Disney ande metiendo mensajes subliminales a las películas, lo que sí es que al menos en cuanto a niñas se refiere, creo que estereotipo mucho a las mujeres pero NO PODRÍA CULPARLO POR ESO. Digo, el creció en una sociedad muy machista todavía, en donde las niñas eran educadas para ser buenas esposas y eso incluía ser bonitas...si no mal recuerdo, una de las hermanas Bennet (de Orgullo y Prejuicio) tenía casi predestinado ser solterona por ser fea.
    Aún así, creo que ya se están dando cuenta de que por ahí no va la cosa (al menos lo intentan) y ya tenemos historias como "Mulán" o "Brave". Son pocas, sí, pero por algo se empieza.

    Me encantó la primera imagen! muy buena :)
    Saludos!

    ResponderEliminar