jueves, 7 de febrero de 2013

Yo quiero uno de esos

Es el típico momento en el que estás paseando y ves algo en el escaparate de una tienda, o algo puesto en otra persona y piensas... ¡eso lo quiero yo! La verdad es que a mi no me pasa muy a menudo, pero a veces sí y me siento como una niña pequeña que tiene la ilusión de conseguirlo algún día, pero, ¿sabéis qué? Si pudiera conseguirlo, si mis padres me hubiesen dado todo lo que he pedido desde que era pequeña, no le daría importancia ni valor a las cosas. Prefiero no conseguir esas pequeñas (o no) tonterías que se me escapan, ya sea por razones económicas o por no encontrar en ningún lado lo que busco... 


Durante toda mi vida he deseado un Puf. Me da igual el color, me da igual el tamaño. Para mis 18 estuvieron a puntito de regalármelo, pero... son caros, se ve. ¡Siempre tendré la ilusión de tener un Puf!



Quiero colgar las fotos  así en mi habitación. Seguramente no sea difícil hacerlo a mano...



Siempre he querido un trikini o un bañador bonito, pero... lo veo tan poco práctico... debe quedar una marca horrible. Acabo llevando bikinis normales cada verano. 




Las luces así me gustan muchísimo, pero quizás sea una manera tonta de gastar electricidad...



Estas tazas son muy molonas, ¿no? No sé dónde encontrarlas. Además, una taza sirve para beber, en realidad qué más da el dibujo que lleve. Pero repito, ¡son MUY MOLONAS!



No sé porqué nunca les he pedido a los Reyes el juego del Twister. Debe ser divertido. Creo que siempre estaré a tiempo de conseguirlo.



Y cuando la cosa va de cámaras... me gusta todo: 

¡Una cámara analógica! ¡Porfa!



Un collar así



¡¡¡Una cámara acuática!!!



Un nórdico. Blanco. ¿Porqué no tengo un nórdico? Eso sí que es práctico. 



Un reloj de pared original. Pero... ¡si nunca miro los relojes!



 Una bici retro con cestita incluida (pero Judit, si ni siquiera sabes ir bien en bici...)



Una alfombra. Pero mi madre dice que son una fábrica de polvo y que si se manchan, adiós muy buenas...



Una estantería como ésta...




En fin, seguiré soñando. Al fin y al cabo, es lo que nos mantiene vivos...



4 comentarios:

  1. -No quieras un puff son una trampa mortal, aquí tenemos uno repudiado xD
    -Las fotos de mi habitación estuve a punto de colgarlas así, pero como imprimí tantas decidí que mejor en colage en forma de corazón. Y también tengo luces de Navidad. Hice una entrada de blog de cómo decoré mi habitación, ahí las verás, en la etiqueta decoración, supongo. La verdad es que son más prácticas de lo que piensas. No tienes que tenerlas enchufadas todo el día. Tienen una luz tenue perfecta para cuando no necesitas mucha luz. Mis amigos las llaman las luces de fo*** xD.
    -Las tazas son muy importantes, yo no quiero tazas feas xD.
    -Como analógica ya tengo... quiero la subacuática también!
    -El collar cámara... ebay... 1dollar xD Lo tengo jaja.
    -Y la bici... qué remedio! Aunque la cesta se la pongo de vez en cuando sólo...

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajjajaja luces de fo***, bien pensado, las quiero aun con más razón.
    Me llevo un chasco con eso que me dices de los puff... creo que sigo queriéndolos, todos tenemos defectos! jajaja
    Lo de las fotos en collage-corazón también lo he visto por Internet y queda muy bonito, pero ya sabes, el capricho de colgarlas...

    ResponderEliminar
  3. Me ha hecho mucha gracia esta entrada. Yo también hay cosas que quiero tener y no tengo. Como unas vans negras, que no sé si les daría suficiente uso como para amortizarlas, una estatnería parecida a esa, un reloj con forma de claqueta de cine, una tableta para utilizar con el ordenador, un teléfono bonito y no este feo que tengo, una lámpara de pie...
    Comparto tu pasión por las cámaras: yo también ando detrás de una analógica. Y una polaroid.
    Te recomiendo que te compres el nórdico, es la cosa más útil del mundo.
    El collar ese de la cámara de fotos lo he visto en Claire's a bastante buen precio.
    Me ha hecho mucha gracia también lo de la bici (yo tampoco sé andar a penas, pero son taaaaaaaan cuquis).
    Me gustan mucho las fotos en las paredes, yo las pego, pero no me suelen quedar tan bonitas como a la gente. También quiero una pared llena de recortes de revistas (lo máximo a lo que he llegado ha sido a la mitad de pared que había tras mi cama).
    Ah, y bañador. A mi me gustan esos tipo años 60, pero comparto lo de que no deben ser muy cómodos por las marcas.

    ResponderEliminar
  4. Yo quiero un LOFT con paredes de ladrillo visto y una cocina con isla y una campana extractora gigante, y con un juego de cuchillos de cocina que parezca el puto skywalker con su espada laser cortando mortadela!
    Y un mac :)

    ResponderEliminar