jueves, 7 de febrero de 2013

6ª reseña - El primer día y La primera noche

No había leído nada de Marc Levy hasta el momento y ahora me he puesto a buscar títulos suyos como una loca. He visto que una película que vi hace un tiempo titulada "Ojalá fuera cierto" (que, la verdad, no me gustó mucho) se basa en un libro suyo, y que un título del que había oído hablar, "Las cosas que no nos dijimos", también es obra suya. Sin embargo, yo os quiero hablar de sus dos últimos libros, "El primer día" y "La primera noche", publicados en 2009 y 2011 respectivamente. Ya os hablé de la primera parte aquí, pero di sólo una pincelada. Lo más normal será hablaros de los dos como si fuesen uno, y que no os pase como a mí, que empecé leyendo el segundo porque me equivoqué al comprarlo (un aplauso, por favor y gracias). 

¿Qué harías si tuvieras en tus manos el poder de cambiar el rumbo de la humanidad?



Los personajes

Adrián es un astrofísico inglés que desde niño ansía descubrir cuál fue la primera estrella. Es un hombre inteligente, solitario e independiente que, en el fondo, alberga un lado romántico y soñador que se irá desvelando poco a poco durante el primer libro. Keira es una arqueóloga francesa y, aun más que Adrián, se siente libre y enamorada de un lugar mágico en el cuerno de África, donde busca sin cesar los restos del primer ser humano que habitó este planeta.   

Trama

Adrián y Keira habían salido juntos cuando ella estudiaba y él era vigilante en su universidad. Me hizo mucha gracia saber cómo se conocieron y, para los curiosos o para los que no se lo vayan a leer, lo explico: [*SPOILER* él estaba vigilando desde la puerta de la clase mientras ella estaba en pleno examen cuando de repente la vio copiar de una chuleta. Ella se dio cuenta de que la estaba mirando y no tuvo una idea mejor que meterse la chuleta en la boca, masticarla y tragársela. Problema solucionado. Normal que él quedara fascinado.]

Ambos se reencuentran por casualidades del destino unos años después, ya como reputados científicos, y descubren que las respuestas que buscan cada uno de ellos son, en realidad, las mismas. La aventura empieza y pronto se dan cuenta de que no están solos en su búsqueda...

Opinión

Me han fascinado. No soy muy dada a este género, el de aventuras, y sin embargo me he quedado con ganas de más. Me ha pasado con éstos lo mismo que me pasa con todos los libros que me están gustando mientras los leo: me da miedo que el final no esté a la altura, pero esta vez no tenía por qué temer, ya que el final es lo mejor de todo, diría yo. Por esto mismo lo recomiendo no sólo a aquellos a los que les gusten las aventuras y la ciencia, sino también a los que quieran leer algo entretenido, interesante y poco empalagoso. 


Puntuación: 7.5



3 comentarios:

  1. "Empecé leyendo el segundo porque me equivoqué al comprarlo (un aplauso, por favor y gracias)" jajajjaaja me ha matado eso.
    Creo que fue aquí donde lo dije una vez, cuando ya hablaste de Marc Levy, pero bueno... Pues eso, que lo tengo apuntado en mi lista de libros para leer desde hace... puf! ni sé, pero todavía no he leído nada suyo. Aunque tengo ganas. Según lo pintas tú y mi impresión personal...

    .Estelle.

    ResponderEliminar
  2. Había visto por ahí la portada de "el primer día" y me llamó la atención, pero no sabía ni de que iba ni nada, así que ya me hago una idea y la verdad es que tiene buena pinta, me lo apunto para cuando vaya a por nuevas adquisiciones literarias jeje
    Ah y yo también quiero un puf!

    ResponderEliminar
  3. Es curioso, porque yo de Marc Levy he leído prácticamente los que tú no has leído. Ese de "Las cosas que no nos dijimos" la verdad es que me aburrió bastante. Pero yo te recomiendo mucho "Siete días para una eternidad". Es sin lugar a dudas mi preferido. Va de que Dios y Satanás envían un ángel y un demonio a la tierra para llevar el mundo hacía el lado bueno o al lado malo, y tienen siete días para ver quién vence. Hace poco también leí "La química secreta de los encuentros" y también me gustó mucho, sobre todo el final y los personajes.

    ResponderEliminar