miércoles, 12 de diciembre de 2012

Mamá no. Mama.


Ayer fue el cumpleaños de mi madre y, no sé en qué momento (supongo que en el momento en el que me dí cuenta de que tenía que ponerme a estudiar en serio) me puse a reflexionar sobre lo que significa ser madre.

Podríamos pensar que, simplemente, es la persona que nos ha dado la vida y que realmente no le debemos nada, ya que podría haber habido un espermatozoide más rápido y no hubiésemos nacido nosotros... y ella lo querría igual. Pero resulta que no sólo nos dan la vida a nosotros... durante todos los años que vienen después, nos regalan la suya. 

Es increíble cómo dejan de pensar en ellas mismas para volcarse por completo en nosotros: nos visten, nos alimentan, nos enseñan, nos regalan su tiempo libre, nos entretienen, nos protegen, nos cuidan estando enfermos como si nada más les importara en este mundo, nos aconsejan, nos pagan nuestros caprichos, nos apoyan, nos ofrecen su ayuda en lo que sea, nos siguen haciendo de comer cuando nosotros ya sabemos hacerlo perfectamente, nunca nos fallan y... sobre todo, nos quieren. Y podría seguir con veinte párrafos más. 

Desgraciadamente no te das cuenta de esto hasta que tienes cierta edad (algunos tardan más que otros). Y aun habiéndome dado yo cuenta, creo que sigo sin apreciar ni valorar suficiente todo lo que hace por mi. Pero tengo claro que es la persona más importante de mi vida, eso sí.

Aprovecho para poner una foto de la sesión que le hice a una chica embarazada. Esa mañana respiré mucho, muchísimo amor... porque, aunque su hija aun no hubiese nacido, se notaba que ya la quería más de lo querrá a nadie en su vida. 

Felicidades a todas las madres, por serlo. Porque creo que es el trabajo más difícil del mundo y a la vez el más gratificante. 


lunes, 10 de diciembre de 2012

ESPERAN-¡ZAS!

¿Volveré con mi ex? ¿Perderé esos 3 kilos que me sobran? ¿Me sacaré el carnet de conducir a la segunda? ¿Visitaré Italia? ¿Encontraré trabajo? ¿Aprobaré el examen? ¿Me llamará? 

Nos pasamos la vida esperando. Esperando en la cola del super, esperando a que llegue el fin de semana, esperando a que nos hable por Whatsapp... y, en definitiva, esperando que nuestros sueños se realicen y que los demás sean y/o se comporten como nosotros queremos. Por mucho que nos aconsejen que "no vale la pena", las personas, de naturaleza obcecada, mantenemos la esperanza hasta el final, porque "es lo último que se pierde", dijo un sabio...

Utilizamos el verbo "esperar" para definir cosas totalmente diferentes: espero que vuelva / espero un bebé / espero sentada. ERROR. Pero ahí están nuestros amigos los ingleses para salvarnos la vida. Ellos utilizan TRES verbos diferentes para designar esas tres ocasiones que he puesto como ejemplos: hope, expect y wait. Para que me entendáis, hope es el de la esperanza, el que más nos gusta.

¿Y que tiene de especial el verbo hope? 

Que nos desespera, nos hace sufrir, nos hace delirar hasta llegar al punto de no resistir la tentación incontrolable de buscar en Google "cómo volver con mi ex", "cómo perder 3 kilos" o "cómo hacer que se enamore de mi". Nos avergüenza. Nos irrita, por ejemplo, estar esperando a que esa persona nos demuestre cuánto le importamos. 

Puede que seas listo, amable, guapo y divertido y aun así no te llame (quizás, simplemente, no le importas o no le gustas). No esperes a que lo haga. ¡Hazlo tú! Seguramente saldrá mal, la cosa, porque si no ya te hubiera llamado, pero... si no lo intentas ¿cómo lo sabrás? ¿cuándo dejarás de esperar?   

Elige como quieres vivir. Yo elijo vivir con ilusiones, objetivos, deseos... no me gustan las ESPERAN-¡ZAS!



miércoles, 5 de diciembre de 2012

Otra de tattoos

Siguen encantándome y sigo sin decidirme. Pero sé lo que me gusta:


Las frases y palabras










Los infinitos 





Que sean pequeños, sencillos, en blanco y negro
 y que tengan un significado especial para quien lo lleva...







¡Las locuras!










(Este último no tiene pinta de ser real, pero a mi me gustaría si fuese más pequeño)



Y los hombres tatuados...








¿Qué os parecen? ¿Os gustan? (los tattoos, que nos conocemos...)


La otra entrada sobre tatuajes está aquí


lunes, 3 de diciembre de 2012

Capicúa



Sorpresa

Pelos de punta

Emoción

Reflexión:

¿Nos equivocamos tratando a las personas mayores como si fuesen niños? 
¿O es que cuando llegamos a esa edad necesitamos que nos traten así?