miércoles, 12 de diciembre de 2012

Mamá no. Mama.


Ayer fue el cumpleaños de mi madre y, no sé en qué momento (supongo que en el momento en el que me dí cuenta de que tenía que ponerme a estudiar en serio) me puse a reflexionar sobre lo que significa ser madre.

Podríamos pensar que, simplemente, es la persona que nos ha dado la vida y que realmente no le debemos nada, ya que podría haber habido un espermatozoide más rápido y no hubiésemos nacido nosotros... y ella lo querría igual. Pero resulta que no sólo nos dan la vida a nosotros... durante todos los años que vienen después, nos regalan la suya. 

Es increíble cómo dejan de pensar en ellas mismas para volcarse por completo en nosotros: nos visten, nos alimentan, nos enseñan, nos regalan su tiempo libre, nos entretienen, nos protegen, nos cuidan estando enfermos como si nada más les importara en este mundo, nos aconsejan, nos pagan nuestros caprichos, nos apoyan, nos ofrecen su ayuda en lo que sea, nos siguen haciendo de comer cuando nosotros ya sabemos hacerlo perfectamente, nunca nos fallan y... sobre todo, nos quieren. Y podría seguir con veinte párrafos más. 

Desgraciadamente no te das cuenta de esto hasta que tienes cierta edad (algunos tardan más que otros). Y aun habiéndome dado yo cuenta, creo que sigo sin apreciar ni valorar suficiente todo lo que hace por mi. Pero tengo claro que es la persona más importante de mi vida, eso sí.

Aprovecho para poner una foto de la sesión que le hice a una chica embarazada. Esa mañana respiré mucho, muchísimo amor... porque, aunque su hija aun no hubiese nacido, se notaba que ya la quería más de lo querrá a nadie en su vida. 

Felicidades a todas las madres, por serlo. Porque creo que es el trabajo más difícil del mundo y a la vez el más gratificante. 


20 comentarios:

  1. Unas palabras preciosas, desde luego las madres son mucho más que aquellas que nos han parido y muchas veces no apreciamos suficiente todo lo que hacen por nosotras. La foto es maravillosa

    ResponderEliminar
  2. Qué post tan bonito y tan sincero.
    Es verdad, yo también estimo a mi madre como la persona más importante de mi vida, y siento mucho no saber demostrárselo muchas veces por mi carácter, pero sí soy consciente de que no podría vivir sin ella aunque ya soy adulta.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
  3. Jolín!!que palabras más emotivas, bonitas y verdaderas, me he emocionado un poquito y todo!! Es cierto que a veces no las valoramos como deberíamos; cuando vivía con ella discutíamos constantemente, supongo que por al diferencia de edad, caracteres y sobretodo por la convivencia, ahora que ya no vivimos juntas tenemos otro tipo de relación y intento tratarla lo mejor posible como se merece!

    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con una madre se puede llegar a discutir muchísimo pero el amor sigue ahí, siempre. Y se merecen lo mejor, igual que nosotras (las hijas) aunque a veces nos portemos mal... porque también las queremos a más no poder:)

      Eliminar
  4. Verá este post tu madre? Deberías enseñarselo. Será muy bonito.
    Cierto, has hablado como una madre. Sabías palabras... pero... creeme se quedán cortas ante todo lo que os queremos, ante todo lo que nos tocáis el corazón. No os regalamos nuestra vida... sois nuestra vida. Enseñaselo a tu madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito eso de que se queda corto ante todo lo que nos queréis!

      Te voy a hacer caso. Se lo enseño hoy mismo.

      Un besazo

      Eliminar
  5. Cuánta razón! El amor de una madre nunca es valorado lo suficiente... NUNCA! es imposible porque es infinito...
    Yo, no sé qué haría sin mi madre, todos los sacrificios que ha hecho y sigue haciendo por mí... ojalá pueda recompensarle al menos la mitad de todo ello algún día y por supuesto... dar todo ese amor incondicional en un futuro.
    La fotografía es preciosa :)

    ResponderEliminar
  6. Bellísima esta entrada... Yo no me llevo muy bien con mi mamá, pero la verdad es que es increíble cómo pueden entregar su vida por sus hijos.

    Qué bonita foto *.*

    ResponderEliminar
  7. PRECIOSO HOMENAJE A TODAS LAS MADRES!!!
    bSSS!!!

    ResponderEliminar
  8. Precioso post, ya sabes hoy es el cumpleaños de la mía, y si ahora la quieres, solamente te digo que cuando tu mima seas madre ese amor por ella se multiplicará por mil.

    Besos

    Raquel

    http://raqueljimenezbisuteria.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Coincido plenamente con Eliza. Es imposible valorar a una madre. De una manera justa claro. Yo, como hijo y como padre, lo veo todos los días y es algo que no se puede expresar con palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Creo que es uno de los Posts más sinceros y preciosos que he leído desde que estoy en éste maravilloso mundo de la Blogosfera ; te lo digo desde el corazón . Se nota que te ha salido de las tripas, como yo digo .

    Dicho lo dicho, no puedo dejar de darte la razón en cada palabra .
    Las madres nos dan la vida ; la nuestra, para vivirla, y la suya, como pilar en el que apoyarnos .
    Amo a mi madre . Soy difícil . Le doy dolores de cabeza, pero la amo . No sé qué haría sin ella .

    Felicidades a tu madre, y disfrútala a tope !!!!

    La foto es impresionante ... Rebosa amor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa. Ahora tengo claro que conoces mi forma de escribir, porque has acertado de lleno en eso de que "se nota que te ha salido de las tripas".

      Besazos <3

      Eliminar
  11. Pues si, yo creo que ni con todo el dinero del mundo uno le puede pagar a una madre todo lo que hace por uno y tampoco es 100% agradecido pero en verdad es hermoso todo lo que una madre, el mejor trabajo del mundo. Tengo 17 años y a mi edad todas piensas cosas distintas pero yo se que mi mayor sueño por sobre todas mis realizaciones personales es ser madre, sin importar como, porque veo a mi madre y a mi abuela y siento que lo que hicieron es tan maravilloso que yo quiero hacer lo mismo...

    besos!

    ResponderEliminar
  12. Las madres siempre serán las personas que más nos den sin pedir nada a cambio. Aprendí eso a una edad temprana y demasiado tarde como para valorarlo ya que lo aprendí cuando la perdí para siempre. Veo a muchas de mis amigas quejándose de sus discusiones con sus madres y solo puedo pensar en lo mucho que me gustaría tenerlas.
    Nunca se valora lo suficiente a las madres. Te animo a que le ensseñes este post a la tuya, seguro que le encantará ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Yo ya soy madre y tengo 33 años y aún no aprecio lo que hizo mi madre por mí... si es que hizo algo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. De la que le lees el post a tu madre y está con la lagrimilla, camélala para que prepare un par de tupper. Uno para ti y otro para mi.

    Buena foto y excelente post. De los que te hacen ver el mundo más amable.

    ResponderEliminar
  15. La Madre, entendida como la figura que te entrega todo su amor, no es necesariamente la persona que te ha dado la vida. La vida es pura biología. Muchas veces, la verdadera Madre no es la madre.
    A todo esto me gustaría decir que no comparto del todo tu opinión. Soy de la opinión que la figura de la madre está mitificada, por decirlo de alguna forma. Tú quieres a tu Madre por una serie de razones de las que tú serás consciente. En tu interior habrás reflexionado y habrás valorado suficientemente tu relación y tu experiencia con tu Madre para decidirte a pronunciar las palabras del post. Sin ninguna duda, si estás convencida de que tu Madre es la persona más importante de tu vida, será porque ha hecho meritos suficientes como para serlo.
    El error, para mí, como he dicho, está en mititificar, santificar, la figura de la madre. La madre es la que te da la vida a través del fenomeno biológico, pero de ninguna forma eso implica que la madre, como ser biológico, tenga que ser por fuerza la misma persona que te transmite los valores que en tu caso te ha transmitido tu Madre.

    Hay casos en los que no sólo basta con los ejemplos que has puesto. Vestirnos, alimentarnos, cuidarnos cuando estamos enfermos... me atrevería a decir que son únicamente las obligaciones que tiene una madre como tal. Pero allí donde se demuestra la validez como Madre es en la capacidad de potenciar en el hijo la expresión de sus emociones, es la capacidad de entregarse por completo a una personalidad y una identidad de la que has sido creadora, entregarse por completo a la comprensión no solo de unas necesidades físicas y económicas (comer, enfermedades, estudios, etc) sino de un espiritu, del alma de su hijo y todo lo que ello conlleva.

    Muchas madres son ignorantes de la importancia que tiene el espiritu. Por este motivo afirmo que hay que desmitificar la figura de la madre. Muchas veces este apoyo espiritual, esta 'alma gemela' que te comprende, te ayuda a crecer y te lleva de la mano durante toda la vida no es la persona que te ha dado la vida. Quizás eres afortunado y encuentras a alguien que te descubra el verdadero amor. Un amigo, un hermano, un abuelo, ... Pero hay veces que no lo encuentras, y en ese caso la infelicidad es terrible.

    Lo que quiero decir es que las madres son la causa de la felicidad, y muy grande, de muchos. Pero a la vez también son el motivo de la tristeza de muchos otros.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta leer lo que escribes se nota que no te exiges ha que sea un texto perfecto sino que escribes lo que piensas y lo que te sale sinceramente,esas son las cosas que dan gusto leer, solo puedo decir que es genial!!! Enhorabona chica!!

    ResponderEliminar