miércoles, 13 de junio de 2012

"Para mi tú siempre llegas tarde"


Es como cuando acabas de estar con alguien y al llegar a casa, sin previo aviso, hueles su olor en tu cuerpo. Empiezas por la muñeca y vas subiendo poco a poco por el brazo. Aspiras. Piensas en él y en el rato que acabáis de pasar. Te das cuenta, angustiada, de que no puedes llegar a oler más arriba, hacia el cuello, donde seguramente él también ha dejado su olor… el olor de sus labios, su esencia, sus palabras. Echas de menos que te abrace como lo hacía hace nada, unas pocas horas. 

Te ha contado que de pequeño tuvo un sueño en el que había mucho fuego… no recuerdas bien qué le pasaba en el sueño, ¿se quemaba? Maldices. Cómo puedes no acordarte de lo que te decía ESA persona. Seguramente estarías mirando su boca mientras hablaba, recorriendo con la vista cada centímetro de sus gestos sin darte cuenta de que no escuchabas bien lo que te estaba diciendo. En el sueño había fuego y te ha dicho que ahora, siempre que está cerca del fuego y lo huele, recuerda ese sueño. ¡Ah, sí! Ese sueño es su primer recuerdo. Dios mío. Estás enfadada contigo misma porque no recuerdas bien lo que le pasaba en el sueño y no te das cuenta de que estás recordando casi cada instante vivido con él. Cada conversación, cada momento, cada abrazo, cada beso. ¿Te había pasado antes alguna vez? ¿No, verdad? 

El saludo ha sido algo así como "¿Llego tarde?" has preguntado. Y él, con una sonrisa de resignación, ha contestado "Para mi tú siempre llegas tarde, porque desearía que llegaras antes".

Y bien, ¿qué ocurre ahora cada vez que estás cerca del fuego y olfateas? (a propósito, claro, porque quieres captar el olor que él describía). Pasa que piensas en él. Mitad sin querer, mitad a propósito. Te gusta tenerlo en tus pensamientos, en tu mente, en ti. Te gusta tenerlo en ti como nunca antes te había gustado con nadie, no de igual manera. ¿Cómo de vacía te quedarías sin él? No pienses eso, no ahora. Ahora estás radiante, más guapa, más feliz. Él te llama 'guapa' y tú te sonrojas aunque te lo haya dicho ya mil veces. Te llama 'guapa' cuando estáis muy cerca. Te ve, te siente y te halaga. 

"Te quiero", ha dicho, susurrándote al oído, de forma casi imperceptible. Parecía sincero. Jamás hubieses pensado que oír esas palabras te aliviaría de esa forma. Habías deseado escucharlas desde que lo conociste, pero no te habías dado cuenta hasta que la sensación al oírlas te ha invadido por completo.

21 comentarios:

  1. Son las palabras más hermosas, inspiradoras, y emocionantes que he leído, ( y escuchado ), en semanas... Y me han templado el corazón recién roto y los sentimientos recién manipulados. Dicho esto, poco más me queda por decir... Que gracias por tus bellas palabras J.Vela.
    Besazos compañera!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias... Espero que te sirvan para ver que el corazón puede recomponerse poco a poco cuando descubrimos a alguien especial de nuevo. Muchos besos guapa <3

      Eliminar
    2. Lo siento Gatita, la verdad es que no sabía nada :@

      Eliminar
  2. Uy, esto sólo lo puede escribir alguien que sienta esas cosas de verdad...

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito Judit.. y es cierto, qué reconfortante a veces ciertas palabras cuando ansiamos escucharlas, aunque sea para la tranquilidad del corazón.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... es bastante malo acostumbrarse a no oír esas dos simples palabritas.

      Besos :)

      Eliminar
  4. Bueno....si eso no es AMOR con mayúsculas...no sé que puede ser...BESOSSS!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja las mayúsculas siempre son mejores;) Así que BESOS a ti también!

      Eliminar
  5. Pero esto que es???? esto lo has escrito tu??? por favor QUE ALGUIEN ME BESE Y ME DIGA TE QUIERO¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! El escrito es mío, jajaja

      Lo mismo que tú pido ahora mismo!!!

      Eliminar
  6. Jopelines!! que bonito!! Escribes de maravilla! De verdad! Me proclamo tu FANS!! ;-)

    Petonets

    ResponderEliminar
  7. Hace unas entradas atrás, decías que no te identificabas en lo que escribías o no en todo, en esta entrada derrochas sinceridad, deseo y ganas de sentirte como una princesita.
    El texto, al leerlo me a echo recordar momentos vividos míos que he sentido lo mismo, volver a oler ese olor característico de esa persona con la que acabas de estar…
    Tengo una frase en mi memoria que quisiera compartirla contigo, con tu permiso…
    ``Mírame fijamente a los ojos y dime que me quieres. Después comete mis labios´´

    Un bacio GusGus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que al principio de tu comentario estaba bastante perdida respecto a tu identidad...

      Me gusta tu frase aunque prefiero que me digan 'te quiero' y luego se coman mis labios sin tener que 'ordenarlo'... jajaj

      Besitos <3

      Eliminar


  8. Pero que palabras más bonitas!! ufff! la piel de gallina me has puesto!!

    ResponderEliminar
  9. Que texto más bonito, de verdad, precioso. Un saludín

    ResponderEliminar
  10. Realista, sincer i molt dolç! M'has contagiat les sensacions que descrius al 100%...
    Dues paraules que quan les sents de qui més desitges t'enlairen, però que mentre no arriben passes tempestes i tempestes...

    (Si encara estic a temps, durant el cap de setmana intentaré fer l'encàrrec de l'entrada anterior jajaj!)

    Petonets bonica!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tota la raó... "mentre no arriben, passes tempestes i tempestes"

      Fes l'encàrrec quan puguis i vulguis dona, amb els exàmens q estem tenint és normal q no tinguis temps TT vull morir

      Petonsss <3

      Eliminar