sábado, 26 de mayo de 2012

A nadie le amarga un dulce...

...aunque tenga otro en la boca.



Y es que hablar de infidelidad ya cansa, porque siempre habrá dos bandos: el "ser infiel no significa que no quieras a tu pareja" y el "ser infiel sucede cuando algo en tu relación va mal". Puedes posicionarte en uno u otro bando y entender los dos, que es lo que me pasa a mi (con casi todo). Será que he hecho demasiados textos argumentativos en el colegio.

La cuestión es que si dos personas se quieren y ACUERDAN tener cualquier tipo de compromiso (porque al fin y al cabo las relaciones son un pacto), en ese mismo momento están renunciando a tener algo con otras personas. A dejarse llevar por la inevitable atracción que todos sentimos en determinados momentos, tengamos o no pareja. Y si crees que no podrás renunciar a dejarte llevar por esa atracción, es fácil: no tengas pareja. 

Por cierto, siempre he creído que la atracción es natural, que el flirteo es natural, que conocer a otras personas es natural. Incluso he llegado a pensar que la fidelidad es algo anti-natural. Pero sigo apoyando más el argumento de antes, el de "no tengas pareja si no eres capaz de ser fiel". Claro está que muchos optarán por tener pareja para encajar en la sociedad, para tener polvos seguros o vete a saber para qué y mientras estarán siendo infieles moral o físicamente. Que cada uno solucione sus problemas con su consciencia. 

Aprovechando el tema, dejo aquí un texto que leí hace poco y me gustó mucho. A ver si le encontráis relación con el tema de la infidelidad. Yo sí:
"Yo no tengo mujer. Convivo con una mujer que es LIBRE. Que está conmigo mientras me ama, me desea o me quiere, como queráis llamarlo. Es libre de entrar y salir, en mi casa no hay cerraduras, hay una mesa en la que compartimos el placer de la gastronomía, un sofá en el que compartimos el placer de la conversación y una cama en la que compartimos el placer del sexo. Sé que un día puede cerrar la puerta y no volver, pero mientras viva a mi lado será LIBRE, AMADA y RESPETADA, por encima de todo. Su teléfono, su agenda o su ordenador son algo tabú para mi, a no ser que ella me invite a compartirlo. No pido más de lo que estoy dispuesto a ofrecer. Cuando intuya que mi casa ya no es su hogar y mis besos ya no la encienden, le compraré el ramo más bonito, le prepararé la cena más exquisita y haremos el amor por última vez como si fuera la primera. Luego, cogidos de la mano, la acompañaré hasta la puerta y me quedaré viéndola partir con lágrimas en los ojos. Habré sentido amor en estado puro, sin colorantes ni conservantes, pero también con fecha de caducidad. - Un beso, y ya sabes que mi puerta siempre estará abierta para ti".

20 comentarios:

  1. Son pocas las especies animales monógamas por naturaleza, y el hombre no es una de ellas. Sólo quienes van en contra de su naturaleza consiguen ser fieles...
    Pero es una circunstancia que sólo se da en nuestra cultura, porque aún existen culturas en las que la poligamia, no sólo está bien vista, si no que es costumbre casi obligada. La evolución y las normas sociales son las que nos han impuesto esa manera de vivir. Por eso la cabra tira al monte...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es interesante la reflexión sobre las especies de animales y las diferentes culturas. Gracias por compartirla.

      Un beso :-)

      Eliminar
  2. El texto más acertado y más bello no puede ser...Gracias por compartirlo. :-))
    Y estoy de acuerdo contigo,entiendo ambos bandos,no me posiciono en ninguno de los dos.
    Es que hablar de infidelidad es delicado...Y como bien dices,a nadie le amarga un dulce...Y flirtear es algo natural,nos gusta a tod@s,y quien diga que no...Ahora,de ahí a llevarlo más lejos...No sé.
    Supongo que la infidelidad se da cuando te falta chispa con tu pareja.
    Besotes guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Es muy complicado hablar sobre ello. Pienso que puede haber chispa con tu pareja pero luego sales por ahí de noche y te apetece tener chispa con otro/a. Pero siempre hay que tener en cuenta que haces daño, por ello es mejor abstenerse!

      Besitos!!!

      Eliminar
  3. No te enfades conmigo, pero odio las faltas de ortografía: has escrito "consciencia" donde debería decir "conciencia". No sé si habrás reflexionado alguna vez sobre esto, el mismo texto puede causar estas diversas impresiones:

    - Puede gustar mucho, parecer auténtico y lleno de dignidad y sinceridad cuando tienes 20 años.

    - Puede parecer algo utópico, irreal y demasiado simplista cuando tienes 40 años.

    - Puede ser una estupidez que ya queda en otra galaxia cuando tienes 80 años.

    Saludos o besos, como prefieras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Consciencia" está aceptada por la RAE. Tenía esa duda antes de escribir la palabra y la busqué. Yo también odio las faltas de ortografía, aunque a veces las cometo.

      Tienes razón en lo de las impresiones. Pasa con todos los textos, supongo.

      Respecto a los saludos o besos, me quedo con ambas cosas :-)
      También para ti.

      Eliminar
  4. Me a gustado el texto,me siento algo identificado con el.
    Si le encuentro relación con lo que as escrito más arriba.Para mi,en una relación antes de ser fiel o infiel és, el respeto y la confianza.Lo demás es secundario.
    Un saludo, judieta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has acertado de lleno con la relación que has encontrado :-)

      Besitos!

      Eliminar
  5. Estic d'acord amb tu i amb l'últim comentari que han publicat. I entenc les dues opinions. Però sobre el fragment que parla d'aquesta mena de "relació oberta", no et podria dir que n'estigués convençuda al 100%... Realment podràs deixar marxar a una persona amb la que comparteixes tantes coses? No passarà res quan tanqui la porta per no tornar? Tot té els seus avantatges i els seus inconvenients, cert. Però per exemple, jo no crec que pogués viure així, perquè en un moment o altre, una de les dues parts implicades demanarà més o menys... Quin seria el límit? He pensat moltes vegades en això, i crec que és un tema que dóna per moltes opinions i per molta controvèrsia...
    El millor són les mitges taronges, si és que existeix una per cada persona...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estic d'acord amb tu, tot ha de tenir un límit. En aquest cas la part bona és que el límit és acordat i que d'aquesta manera l'altre persona és lliure en tot moment del que vulgui fer. Tots ho som, però en les relacions ens oblidem molts cops...

      Petons guapa!

      Eliminar
  6. Aunque la fidelidad es considerada por la gran mayoría como algo anti-natural, creo que tiene muchos matices, bien diferentes unos de otros. Creo que habría que establecer diferencias entre personas que son permanentemente infieles y otras que lo fueron en determinado momento por circunstancias variadas -deseo, curiosidad, etc.- pero que no volvieron a reincidir.
    Me quedo con lo que decía S.Bullrich "todos sabemos que los planes, los presupuestos y la fidelidad permiten SIEMPRE un margen no imponible, la posibilidad de apartarse levemente de ellos, sin que ésto signifique haberlos traicionado".

    Hay mucha tela para cortar ;) Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena la frase. Gracias por compartirla :)

      Besos!

      Eliminar
  7. Me ha encantado el texto Judith, de hecho me lo he guardado. Me encantaría poder llegar a ese concepto del amor, estoy trabajando sobre ello, pq la verdad soy un poco celosilla (herencia q me dejaron hija).
    Y bueno, respecto a la fidelidad, lo veo como lo dices tú, es cuestión de un acuerdo y una contraprestación. La atracción está ahí, nos pueden atraer muchas cosas, pero cuando se trata a nivel sentimental o sexual es algo a lo que tendríamos q renunciar si estamos en pareja y si hay ese acuerdo. Claro q hay otras culturas donde está la poligamia, pero claro, ya ahí no hablamos de parejas.
    Un saludo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me encantaría llegar a ese concepto del amor. Hay que trabajar en ello como tú dices porque no es nada fácil...

      Besos guapa!

      Eliminar
  8. Juudit sin ache!!! lo odia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero hache va con hache! jajajaj

      Te has acordado :-)

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. No importa jajaj lo de que odio que me pongan la hache es anecdótico, porque en los médicos siempre se equivocan con mi nombre! ;P

      Eliminar
  10. Hola Judit sin hache!

    Cierto a nadie le amarga un dulce aunque tenga otro en la boca. Cierto.
    Pero conozco a más de un@ que se le ha indigestado.
    El texto que has puesto es muy bonito. Son una declaración de amor preciosa. Y unos botos (no sé si se escribe votos) para decir a la persona amada y que sepa cuánto se la quiere realmente que a todos nos gustaría oír.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Compi,pásate por mi blog y lee el post titulado 'la frase que yo he escogido'. Tengo un reto para ti!! Y hasta aquí puedo leer...
    Besotes guapa!!

    ResponderEliminar