martes, 14 de febrero de 2012

1ª Reseña - Contra el viento del norte y Cada siete olas

Sinposis
En la vida diaria ¿hay lugar más seguro para los deseos secretos que el mundo virtual? Leo Leike recibe mensajes por error de una desconocida llamada Emmi. Como es educado, le contesta y como él la atrae, ella escribe de nuevo. Así, poco a poco, se entabla un diálogo en el que no hay marcha atrás. Parece solo una cuestión de tiempo que se conozcan en persona, pero la idea los altera tan profundamente que prefieren posponer el encuentro. ¿Sobrevivirían las emociones enviadas, recibidas y guardadas un encuentro «real»?
 Opinión
El género epistolar ha ido evolucionando, como todo, a lo largo del tiempo. Las antiguas cartas de amor a puño y letra se han transformado gracias a las nuevas tecnologías. ¿Quién no se ha enamorado hoy en día a través de la red? Es muy típico    escuchar que enamorarse así no puede ser bueno, que no es real, que una relación así no puede llegar a buen puerto.

Podría decir únicamente que me he leído ambos libros (la primera y la segunda parte) DOS veces. Dos veces en dos días. No me miréis así, como a un bicho raro... ha sido la única vez que me ha pasado. Es una lectura tan fácil, agradable y fresca que te absorbe desde la primera hasta la última página. Ayuda mucho que sólo sean e-mails, que no haya narrador.

Diría que el primer requisito para que estos dos libros nos enganchen tan brutalmente son sus dos personajes. Por un lado tenemos a Emma Rothner, una mujer casada y con dos hijos. Aparentemente es una mujer con la cabeza bien amueblada, inteligente, realista y perspicaz, pero veremos una increíble evolucion de Emmi a medida que pasamos páginas. Por otro lado tenemos a Leo Leike, un hombre solitario y tranquilo que descubrirá lo apasionado que puede llegar a ser. Ambas vidas se cruzan a causa de un "error" que los llevará a plantearse si son o no realmente felices con sus planes de futuro y si hay posibilidad de cambiar sus destinos.

El diálogo es desgarrador. Cada correo dice más de quienes lo escriben. Cariño, amistad, afecto, humor, rencor, deseo, amor... Desbordan sentimientos con cada palabra.


"Y algún día nos cruzaremos en un bar o en el metro. Fingiremos no reconocernos o no vernos, nos apartaremos rápidamente. Sentiremos vergüenza por lo que ha sido de 'lo nuestro', por lo que ha quedado. Nada. Dos extraños con un ficticio pasado común, por el que tanto tiempo y con tanto descaro se habían dejado engañar."
"Escribir es como besar, pero sin labios. Escribir es como besar con la mente."
Lo recomiendo totalmente. También es verdad que conozco una persona que no pudo leer más de tres páginas: mi padre.

3 comentarios:

  1. Leí los dos libros el año pasado. Como tú, los leí de un trón, en el mismo día, sacando tiempo de mis horas de sueño. Me marcaron. Los releeré en breve.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los releí también hace poco... La verdad es que marcan.

      Eliminar
  2. Yo también los ley el año pasado, y debo reconocer que me sorprendieron gratamente. Muy diferente a todo lo que había leído hasta la fecha, la relación via correo electrónico me fascinó !

    ResponderEliminar